Celebra ONU liberación de acusado por Villas de Salvárcar

El caso de Israel Arzate resulta paradigmático para ilustrar la persistencia de confesiones presuntamente obtenidas bajo coacción o tortura, recalcó. 

México

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos saludo la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que ordena la libertad inmediata de Israel Arzate Meléndez quien, luego de ser sometido a torturas para forzar su autoincriminación, fue vinculado con la masacre en Villas de Salvárcar, Ciudad Juárez, Chihuahua, que causó la muerte de 15 jóvenes y heridas en otros 10 en enero de 2010. 

Este caso mereció la atención del Comité contra la Tortura de la Organización de las Naciones Unidas, que en noviembre del año pasado lamentó que “ciertos tribunales continúen aceptando confesiones presuntamente obtenidas bajo coacción o tortura” y sostuvo que “el caso de Israel Arzate Meléndez resulta paradigmático para ilustrar la persistencia de esas prácticas incluso en aquellas jurisdicciones en las que ya ha sido implantado el nuevo sistema de justicia penal”. 

Javier Hernández Valencia, representante en México de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, reafirmó que “nuestra Oficina ha seguido con atención este caso por la patente evidencia de torturas, documentadas plenamente por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

“La sentencia constituye un rotundo rechazo a este tipo de prácticas aberrantes y es un mandato inequívoco e inapelable para que las autoridades se apeguen estrictamente al respeto de los derechos humanos en el cumplimiento de sus funciones”. 

La sentencia de la SCJN ilustra la aplicación concreta de la Reforma Constitucional en Derechos Humanos de junio del 2011 y fortalece el rumbo de una nueva época judicial en favor de los derechos y libertades fundamentales de las personas, dijo. 

La ONU-DH manifiesta una vez más su enérgica condena por los hechos ocurridos en Villas de Salvárcar y reitera la obligación del Estado mexicano de atender escrupulosamente la exigencia de verdad y justicia de los deudos y víctimas sobrevivientes. Finalmente, solicita al Estado mexicano que investigue rigurosamente los hechos de tortura cometidos en contra de Israel Arzate Meléndez y le brinde una reparación integral y adecuada.