Castillo: el grupo armado emboscó a los federales

Los 44 detenidos durante el operativo en Apatzingán fueron consigados al penal federal de Tepic, acusados de portación, acopio de armas de uso exclusivo y asociación delictuosa.

Morelia

Alfredo Castillo, comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, afirmó con apoyo de videos que lo ocurrido en Apatzingán el martes por la mañana fue una emboscada de civiles armados contra personal de la Policía Federal.

En conferencia de prensa, señaló que algunas de las nueve víctimas murieron en el fuego cruzado entre ambos bandos.

El funcionario estuvo acompañado por Enrique Galindo, comisionado de la Policía Federal, quien dio a conocer que 65 agentes de la corporación, entre ellos tres mandos, fueron presentados a declarar ante la Procuraduría General de la República sobre estos hechos.

Por la noche, la fiscalía estatal informó que los 44 detenidos durante el operativo en Apatzingán fueron consignados al penal federal de Tepic, Nayarit, acusados de portación, acopio de armas de uso exclusivo del Ejército y asociación delictuosa.

Castillo expuso tres videos del Centro de Comunicaciones, Cómputo, Control y Comando de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, en los que se observa al menos una veintena de camionetas que tratan de dar alcance al convoy federal que trasladaba  al corralón los 23 vehículos decomisados en el operativo.

Rechazó que la escena del crimen haya sido alterada por los federales y explicó que, con base en los primeros estudios periciales y de campo, existe la posibilidad de que “las víctimas hayan sido muertas por el fuego cruzado de ambos bandos”.

“Por la presencia de casquillos calibre 13.8 y 9 milímetros y por la presencia de impactos en ambos lados de un par de camionetas, se puede establecer que  las víctimas quedaron en el fuego cruzado. La Policía Federal no usa ese tipo de calibres”, remarcó.

Manifestó que camionetas rebasaron el convoy de federales y al darle alcance a la punta fue cuando se originó el enfrentamiento.

De acuerdo a las cámaras del C4, se aprecia cómo el convoy policiaco se detiene a las 7:46 de la mañana sobre la avenida Constituyentes, cuando es alcanzado por los civiles, quienes al escuchar las detonaciones comienzan a dispersase por varios rumbos y se introducen en una casa.

El comisionado señaló que las pruebas de rodizonato de sodio resultaron positivas en las nueve víctimas, por lo que se determinó que sí accionaron armas de fuego.

Además, aseguró que los hermanos Sierra Santana, quienes encabezan el grupo conocido como Los Viagra, no eran los objetivos del Ejército en el operativo en Apatzingán.

Castillo negó que se haya reunido con estos sujetos en Tancítaro, y explicó que el 15 de diciembre pasado se reunió en Apatzingán con comandantes del entonces grupo G250.

“En la reunión, que fue pública, acudió Estanislao Beltrán, conocido como Papá Pitufo, El Americano, así como el comandante Corupo, a quienes se les dijo que dicho grupo desaparecería”, refirió.

Por su parte, Enrique Galindo informó que 62 agente y tres mandos declararon ante la PGR, luego del enfrentamiento del martes.

Expresó que la institución coadyuvará plenamente con las autoridades para el esclarecimiento de los hechos.

Señaló además que hay varias patrullas de la PF que resultaron dañadas y fueron puestas a disposición de la autoridad.

Cerca de las 21:30 horas de ayer, los 44 detenidos fueron llevados de la sede de la procuraduría de Michoacán al aeropuerto de Morelia, desde donde fueron llevados al penal federal de Tepic.

Los capturados permanecieron 36 horas declarando en las instalaciones de la fiscalía y su traslado fue custodiado por un convoy de 22 patrullas y un camión del Ejército.

“NO ME AVISARON”, REPROCHA ALCALDE

El alcalde de Apatzingán, Alejandro Villanueva, aseguró que las autoridades federales no le avisaron sobre el operativo del martes en el municipio, el cual dejó un saldo de nueve muertos y 44 detenidos.

“El Ejército estaba con el pleno control (de la seguridad). Fue un operativo que nos tomó por sorpresa a todos”, afirmó en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva.

—¿Qué pasó ? — le preguntó el periodista.

—Las preguntas las debe resolver la Sedena. El evento me tomó por sorpresa. Son cosas que no se me comentó, que se iba a hacer el operativo.

Villanueva explicó que desde que un grupo tomó la presidencia municipal, él mantuvo un diálogo con los manifestantes.

Dijo que al principio se trataba de una manifestación pacífica, pero que los últimos reportes señalaban que había personas armadas.

“Dijeron que necesitaban apoyo del Ejército, que fueran a trabajar para agarrar a La Tuta. Ése era su pliego petitorio. Fueron escuchados. Después ellos querían otras cuestiones que a mí ya no se me comentaron”, refirió.

Puntualizó que antes de este enfrentamiento, la seguridad estaba garantizada en el municipio. (Redacción/México)