Castillo: extraen órganos para rituales, no tráfico

Explica que a Manuel Plancarte, supuesto líder 'templario', se le indagaba por secuestro y él fue quien declaró lo de la sustracción, algo que expertos descartan que se pueda hacer en la ...
El procurador Jesús Murillo Karam aseguró que el problema “no es tan grave en México”.
El procurador Jesús Murillo Karam aseguró que el problema “no es tan grave en México”. (Daniel Cruz/Archivo)

México

Alfredo Castillo, comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, afirmó que cuentan con declaraciones de delincuentes, según las cuales extraen órganos humanos para utilizarlos en "ritos de iniciación" y no para traficarlos.

Un día después de la captura de Manuel Plancarte, señalado como líder de una célula de Los caballeros templarios presuntamente dedicada al robo y tráfico de órganos, el funcionario federal señaló que con base en opiniones de médicos expertos es "imposible" extraer órganos en la clandestinidad.

En entrevista radiofónica con Joaquín López-Dóriga, aclaró que a Plancarte "la Procuraduría lo investigaba por el tema del secuestro, esto es, como líder o responsable de los secuestros de la organización criminal" de los templarios.

Agregó que en sus declaraciones "esta persona manifestó que parte de los levantones o privaciones ilegales de la libertad o secuestras tenían por objetivo la extracción de órganos de algunas personas".

Sin embargo, dijo, "hemos platicado con doctores y nos dicen que es muy difícil y muy complejo que se pueda realizar en una situación de clandestinidad por la incompatibilidad".

Castillo reveló que también tienen declaraciones de "personas que dicen que como rito de iniciación ellas llegaron a estar presentes en donde los obligaban a consumir o comer lo que serían órganos humanos".

Aunque, destacó: "esta persona (Manuel Plancarte) en su declaración señaló que el tema pasaba por el tráfico que es muy complejo", por la cuestión de incompatibilidad.

Al respecto, en la Procuraduría General de la República se informó que nunca ha existido denuncia alguna por supuesto tráfico
de órganos.

En ese sentido, Jesús Murillo Karam, titular de la dependencia, consideró que el problema de tráfico de órganos "no es tan grave en México".

Así lo indicó en entrevista luego de la firma de convenios de colaboración entre la PGR y el IPN.

—¿Qué tan grave es el problema de tráfico de órganos en México?

—No es tan grave en México, pero no queremos que sea más grave. No queremos que crezca —puntualizó.

Consultado por MILENIO, Arturo Dip Kuri, director general del Centro Nacional de Trasplantes, indicó que el tráfico de órganos "forma parte de las leyendas urbanas que causan pánico entre la sociedad. La realidad es que no hay ninguna denuncia penal al respecto ni tampoco evidencia de algún caso veraz sobre este tipo de ilícito en el país".

Explicó que para que exista tráfico de órganos se requiere de una infraestructura de tercer nivel de atención, especialistas y estudios. "Se llega al absurdo de decir que riñones, corazones y córneas fueron guardados en refrigeradores o hieleras", reprochó.

"Un trasplante resulta de los procedimientos médicos más complejos. Un mínimo jalón durante la extracción, un corte inadecuado, puede echar a perder todo el procedimiento de extracción exitosa, y contar con tejidos y órganos óptimos para ser trasplantados.

"A ello se suma que se requiere de una infraestructura para mantenerlos bajo temperaturas adecuadas y que previamente debe haber estudios de compatibilidad", puntualizó.