Castillo: la entrega de 37, logro de las instituciones

Aún faltan 19 ex "autodefensas", de quienes se espera acudan voluntariamente con el juez, pues de lo contrario serán detenidos por las autoridades, advierte.

Morelia

La entrega de 37 ex autodefensas, entre ellos sus líderes Hipólito Mora y Luis Antonio Torres, El Americano, que participaron en la balacera de La Ruana el pasado 16 de diciembre, es un logro que muestra la solidez de las instituciones en Michoacán, afirmó Alfredo Castillo, comisionado para la seguridad en ese estado.

En conferencia de prensa, horas después de que El Americano y nueve de sus allegados fueron trasladados al penal David Franco Rodríguez, mejor conocido como Mil Cumbres, el funcionario federal afirmó que Michoacán vive momentos inéditos en la procuración de justicia.

“Que 37 personas que hace un año se encontraban levantadas en armas se hayan presentado ante un juez es un reflejo de que en Michoacán estamos fortaleciendo las instituciones...

“Lo logrado el día de hoy (ayer) hace un año hubiera sido impensable. Hemos logrado que, sin un solo disparo, estas personas se sometan a los tribunales”, manifestó.

Agregó: “Estamos viviendo momentos inéditos para la procuración de justicia en Michoacán. Lo que vivimos hoy no se podría haber pensado hace un año”.

Rechazó que los hechos recientes de violencia y los bloqueos representen el fracaso de la estrategia anticrimen del gobierno federal en el estado, pues fueron acciones producto de divisiones internas.

“Es evidente que en toda la entidad hay un debilitamiento del crimen organizado. Hoy los michoacanos viven en un ambiente de tranquilidad social con instituciones que se están fortaleciendo y modernizando”, puntualizó.

Castillo recordó que aún faltan 19 ex autodefensas por entregarse, por lo que “la procuraduría va a seguir buscando por una doble vía: primero, que se entreguen de manera voluntaria. Se ha platicado que cuando vean la certeza jurídica se pueda realizar de esta forma y podamos seguir preservando tranquilidad y evitando algún tipo enfrentamiento”.

En caso de que no sea así, la propia procuraduría y las fuerzas federales estarán en actitud de realizar las acciones correspondientes para que se ejecuten las órdenes de aprehensión, advirtió.

Garantizó que serán respetados los derechos humanos de los 37 implicados que ya están sujetos a un proceso judicial, el cual aseguró que se realizará conforme a derecho para que los tribunales deslinden responsabilidades.

“Los ya presentados están conscientes de que serán las instituciones quienes determinarán su situación jurídica y será a través de pruebas y evidencias como se realicen los procesos”, puntualizó.

“Dejemos que sean los tribunales quienes determinen la responsabilidad jurídica de estas personas. El debido proceso y el respeto a los derechos humanos de todos los involucrados está garantizado, como ha venido aconteciendo hasta ahora”, aseguró.

Castillo señaló que será hasta el término del plazo constitucional de 72 o 144 horas para la presentación de pruebas por cada una de las partes involucradas en los procesos, cuando las autoridades estén en condiciones de brindar más información al respecto.

LA ENTREGA

Cerca de las 10 horas de ayer, El Americano y nueve de su grupo abordaron el helicóptero artillado de la Secretaría de Marina para ser trasladados a Morelia.

Torres fue despedido por mujeres, hombres y niños que con pancartas y pintas en los cristales de vehículos le manifestaron su apoyo en la cancha de futbol de  Buenavista Tomatlán que sirve de helipuerto, y donde recibió un abrazo del procurador michoacano, Martín Godoy.

El Americano se negó a declarar ante los medios de comunicación, al igual que el funcionario, mientras que en cuestión de minutos los 10 hombres tomaron sus lugares al interior de la aeronave.

Una mujer se aferró al helicóptero mientras lloraba e impedía el despegue, por lo que tuvo que ser retirada por personal de la Semar.

Poco después de las 11 horas, la aeronave aterrizó en las inmediaciones del complejo que alberga las instalaciones de la procuraduría estatal, donde descendieron los ex autodefensas, para posteriormente ser trasladados e ingresados al penal David Franco Rodríguez, donde fueron puestos a disposición de un juez que en  las próximas 72 horas habrá de determinar la situación jurídica de los detenidos.

Tras la salida del grupo de Luis Antonio López, personal militar a bordo de un convoy de diez vehículos ingresó a esta zona de Tierra Caliente para realizar las labores de vigilancia en el lugar, mientras que elementos del Ejército mantienen los filtros de control carretero provenientes de Apatzingán a Buenavista Tomatlán.

LAS RENCILLAS ENTRE LOS LÍDERES

El primer conflicto que hubo entre Hipólito Mora Chávez y Luis Antonio Torres ocurrió en mayo de 2013, luego de que el primero pidiera la intervención del Ejército para hacer frente a El Americano, quien había entrado a una casa de La Ruana para llevarse a una joven.

Los militares interceptaron a Torres y además de quitarle a la joven, también lo desarmaron junto con cinco hombres que lo acompañaban.

Horas después, arribó un grupo afín a El Americano, armado con palos y machetes para linchar a Mora, quien tuvo que ser resguardado por la Policía Federal.

A pesar esto, con el tiempo las autodefensas comenzaron a expandirse y el grupo de El Americano comenzó hacerse más grande.

Fue el 11 de marzo pasado, cuando unos 400 del grupo de Torres cercaron el rancho El Palmar, donde se encontraba Hipólito para exigirle que se entregara por el asesinato de dos hombres.

Un par de días después Mora se entregó y fue ingresado al penal de Mil Cumbres, acusado de homicidio, pero dos meses después quedó libre.

En entrevista con Quadratín antes de ser detenido, Mora acusó a El Americano de ser un alfil de Los Caballeros Templarios. (Francisco García Davish/Morelia)