Dictan sentencia a 3 implicados en el caso Heaven

Un juez sentenció a 520 años de prisión y el pago de 5 millones de pesos a tres involucrados en el secuestro y homicidio de 13 jóvenes que se encontraban en el bar Heaven en 2013.
El bar estaba en la Zona Rosa.
El bar estaba en la Zona Rosa. (Octavio Hoyos/Archivo)

Ciudad de México

Un juez sentenció a tres involucrados en el secuestro y homicidio de 13 jóvenes que se encontraban en el bar Heaven el 26 de mayo de 2013. La pena que se les impuso, entre ellos al dueño del negocio, fue de 520 años de prisión a cada uno y al pago individual de más de 5 millones de pesos de multa.

De acuerdo con la investigación de las Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal la organización delictiva denominada La Unión de Insurgentes plagió a los jóvenes del barrio de Tepito y los mató en un rancho en el Estado de México.

Lo anterior en venganza por el asesinato del narcomenudista Horacio Vite Ángel, El Chaparro, quien fue encontrando sin vida el 24 de mayo de ese año afuera del bar Black, en la colonia Condesa.

Según las autoridades capitalinas, La Unión opera en bares de la Zona Rosa y en las colonias Del Valle, Condesa e Insurgentes.

El juez 25 penal del Reclusorio Oriente encontró responsables del secuestro de las víctimas a Ernesto Espinosa Lobo, dueño del bar Heaven; al empresario José de Jesús Carmona Aiza, señalado como socio del Heaven y propietario del bar The Capital Suite, en la colonia del Valle, y a Víctor Manuel Torres García, El Chobis, identificado como uno de los secuestradores y sicario.

El juez determinó que son culpables de privación ilegal de la libertad con el propósito de causar daño a la persona privada de la libertad (diversos 13), agravado (por haberse llevado a cabo en grupo de más de dos personas).

En el juzgado continúa abierta la causa penal iniciada contra otros involucrados en virtud de que su proceso se encuentra en instrucción.

El 12 de septiembre de 2013, la Procuraduría General de la República anunció la captura de tres presuntos autores materiales del secuestro y homicidio de los 13 jóvenes, detención que se logró en la misma área donde desaparecieron las víctimas el 26 de mayo de ese mismo año.

El entonces subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la PGR, Renato Sales, mencionó que los restos de las víctimas fueron encontrados en una fosa clandestina en el rancho La Mesa, en Tlalmanalco, Estado de México.

Los detenidos fueron Jonathan Robles González, El Jhony; Pedro Francisco Paz López, Pancho Pulgas, y Fernando Fernández Sánchez, El Pez.

El Equipo Argentino de Antropología Forense participó en los trabajos para identificar los restos de los jóvenes, debido a que así lo solicitaron los familiares de las víctimas. Los análisis periciales que practicaron la PGR y la PGJDF demostraron que los cadáveres sí correspondían a los jóvenes desaparecidos, pero las familias se negaron a creerlo y por eso la necesidad de realizar otro análisis, el cual corrió a cargo del grupo argentino.

Los jóvenes que fueron asesinados son Jerzy Eslí Ortiz Ponce, hijo de Jorge Ortiz Ponce, El Tanque, y Alejandro Said Sánchez García, hijo de Alejandro Sánchez, El Papis.

El Tanque y El Papis fueron detenidos y sentenciados por su participación en una banda dedicada a la extorsión y el narcomenudeo que operó en Tepito entre 1998 y 2003.

Las otras víctimas son Aarón Piedra Moreno, Jennifer Robles González, Guadalupe Karen Morales Vargas, Alan Omar Athiencia, Eulogio Fonseca Arreola, Josué Piedra Moreno, Rafael Rojas Marines, Gabriela Téllez Zamudio, Monserrath Loza Fernández, Gabriela Ruiz Martínez y Alan Francisco Menchaca Bazán, Éste último del que se dice fue quien enganchó a los tepiteños para ir al bar.