Cárteles mexicanos buscan “expandir” sus mercados en EU

Sigue a la baja el consumo de cocaína en ese país por los operativos contras esas bandas.

México

La DEA alertó que los grupos de traficantes y cárteles mexicanos buscan expandir sus operaciones al oeste y medio oeste de Estados Unidos, y controlar la venta de heroína, cuyo decomiso aumentó 232 por ciento en la frontera suroeste de esa nación entre 2008 y 2102.

Al presentar un informe denominado Evolución de la Amenaza de la Droga 2013, la agencia estadunidense aseveró que la disponibilidad de la heroína continuó aumentando en 2012, debido "a los altos niveles de producción" en México.

La información proporcionada por mil 307 agencias estatales y locales reveló que el consumo de cocaína en ese país va en descenso por los operativos implementados contra las organizaciones criminales mexicanas.

Otro factor que ha impedido el ingreso del alcaloide es la disputa que mantienen los cárteles en México, que pelean el control de las rutas para introducir cocaína.

"La tendencia de una menor disponibilidad de cocaína en Estados Unidos comenzó en 2007 y continuó en 2012. Por otra parte, la presentación de informes de varias áreas metropolitanas, como Chicago, Houston, San Louis, Phoenix y Baltimore, reveló interrupciones esporádicas en la disponibilidad de cocaína en la primavera de 2012.

"La disminución de disponibilidad de cocaína en varias áreas puede ser resultado de varios factores, incluidos los esfuerzos antidrogas, los conflictos entre y dentro de las organizaciones delictivas en México y las reducciones continuas en la producción de cocaína en Colombia", informó la DEA.

Sin embargo, los estadunidenses reconocieron que la venta de heroína se elevó en 2012, debido al incremento de la producción de esa droga y porque los traficantes mexicanos se empezaron a expandir al este y medio oeste de Estados Unidos.

"La cantidad de heroína incautada en la frontera suroeste creció significativamente entre 2008 y 2012 por las zonas de mayor tráfico", señaló.

La DEA subrayó que la cantidad de heroína incautada cada año en su frontera suroeste se incrementó 232 ciento entre 2008 y 2012.

"El aumento en la zona parece corresponder con el aumento de los niveles de la producción de heroína mexicana y la expansión de los traficantes de esa droga mexicana en los nuevos mercados de Estados Unidos", mencionó.

Incluso, las muertes por sobredosis de heroína crecieron en algunas zonas por la "alta pureza" de la droga, misma que engancha de manera más rápida a los consumidores novatos.

El número de nuevos consumidores de heroína pasó de 142 mil en 2010 a 178 mil al año siguiente, según la DEA.