El Cártel de Jalisco y la nueva generación de violencia

De acuerdo con información de la Procuraduría General de la República el cártel se expandió de Jalisco a Colima, Michoacán, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Morelos, Veracruz y el Distrito Federal.
En el enfrentamiento, ocho agentes resultaron heridos, uno de gravedad.
Enfrentamiento en Jalisco. Archivo. (Ulises Ruiz/EFE)

Ciudad de México

El Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) surgió hace aproximadamente cinco años como remanente del Cartel de El Milenio, que fue desmantelado tras la captura de su líder, Armando Valencia Cornelio, sentenciado a 47 años y 6 meses de prisión por tráfico de cocaína y delincuencia organizada.

El CJNG se expandió de Jalisco a ocho estados (Colima, Michoacán, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Morelos, Veracruz) y el Distrito Federal, de acuerdo con la Procuraduría General de la República.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos informó que la presencia de este cártel fuera de Jalisco es más visible en Michoacán y Colima e incluso está vinculado con otras organizaciones criminales en Estados Unidos, América Latina, África, Europa y Asia.

"Gran parte de esta expansión ha impactado a sus rivales, como Los Caballeros Templarios y Los Zetas".

El CJNG ha acaparado territorio y mercado que tenían esas organizaciones delictivas, generando enfrentamientos entre grupos delincuenciales.

Entre las acciones emprendidas por el Cártel de Jalisco Nueva Generación contra sus rivales estuvo una etapa en la que se dedicaron a eliminar a "Los Zetas", época en la que se autodenominaron "Los Matazetas".

Debido a su presencia, cada vez en más territorios de México, el CJNG ha sido capaz de aumentar su exportación ilegal de droga, su riqueza e influencia.

En una entrevista en Estados Unidos Mike Vigil, ex jefe de operaciones internacionales de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA), dijo que el CJNG es "el cártel con más rápida expansión y podría en un futuro próximo superar al de Sinaloa, como el grupo organizado más importante en México".

Sus líderes

El 8 de abril de 2015, Estados Unidos incluyó en su lista de narcotraficantes más buscados a los líderes del CJNG y del grupo de Los Cuinis, Nemesio Oseguera Cervantes y Abigael González Valencia.

-Nemesio Oseguera Cervantes (también conocido como Rubén y "Mencho") es el líder del CJNG y ha participado de manera significativa en las actividades de tráfico de drogas desde la década de los 90.

Oseguera Cervantes fue acusado de conspiración para distribuir heroína en Estados Unidos por la Corte Federal de Distrito en el Norte de California. Fue detenido en 1994 y estuvo casi tres años en prisión, cuando fue puesto en libertad regresó a México y volvió a entrar a las actividades de tráfico de drogas.

El grupo de Los Cuinis, dedicado al tráfico de cocaína y metanfetamina, surgió en la década de los 90 como una facción del Cartel de El Milenio.

-Abigael González Valencia también ha participado de manera significativa en el tráfico de drogas desde la década de los 90.

González Valencia fue capturado en México a finales de febrero de 2015.

Últimas acciones del CJNG

El 6 de abril de 2015 el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) asesinó a 15 policías del estado.

El 7 de abril, las autoridades confirmaron que el CJNG emboscó un convoy policial y mató a 15 policías.

Según los informes, otros cinco agentes de la policía resultaron heridos en el ataque.

En conferencia de prensa, el comisionado de seguridad de Jalisco, Alejandro Solorio Arechiga, dijo que la emboscada fue en respuesta a la muerte de Heriberto Acevedo Cárdenas, alias "El Gringo", que fue asesinado durante un enfrentamiento con fuerzas de seguridad el 23 de marzo.

Presuntamente "El Gringo" controlaba una célula del CJNG que operaba en el municipio de Zacoalco de Torres y otros tres municipios.

El comisionado de seguridad concluyó que las mismas razones originaron el asesinato del director de la policía en Zacoalco de Torres el 6 de abril y otro ataque el 30 de marzo.

Otro acto de violencia contra policías ocurrió el 19 de marzo, donde miembros del CJNG mataron a cinco agentes de la policía en la ciudad de Ocotlán.

Las autoridades atribuyeron al CJNG la muerte de 21 policías en tan solo 20 días.