Captura SSC a supuesta banda de secuestradores

En las acciones liberaron a un menor por el que pedían un rescate de 2 millones de pesos.

Estado de México

Una banda de presuntos secuestradores que pretendían cobrar un rescate millonario por el plagio de un menor de dos años de edad, fueron capturados por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), a unas cuantas horas de haber cometido el ilícito.

Ayer, uniformados de la dependencia recibieron una llamada de auxilio donde informaban sobre el posible secuestro de un niño en el municipio de Tepetlixpa y por quien sus captores solicitaban la cantidad de 2 millones de pesos, señalando como presunta responsable a una joven de 17 años, la cual trabajaba como empleada doméstica de la familia afectada, quien a decir de los denunciantes sustrajo al niño y abordó un vehículo de tipo Pointer, blanco con placas 252 RTR.

Con las características descritas, más de 40 agentes de la SSC, con ocho patrullas iniciaron un despliegue por las diferentes calles, accesos y salidas del municipio a fin de detectar a los posibles implicados.

Por la tarde se ubicó el vehículo señalado mientras circulaba sobre la carretera Camino Viejo a Chimal, a la altura del paraje la Granja en el que viajaban dos hombres y una mujer, misma que fue identificada como Perla N.N., de 17 años, empleada de los padres del niño y presunta responsable del secuestro.

De igual manera se aseguró a sus probables cómplices, Daniel Lima Ávila y César Iván Martínez Camacho, ambos de 20 años, quienes informaron que al menor lo tenían bajo custodia de dos mujeres, en un domicilio en la comunidad de San Juan Tepecoculco, municipio de Atlautla, por lo que el operativo se trasladó hasta ese punto.

En el lugar se localizó y liberó a la víctima, además se aseguró a quienes se identificaron como Kenia Mendosa Nájera y Rubí Miranda Toledano, de 26 y 20 años respectivamente, quienes supuestamente se encargarían de atender y alimentar al niño.

De acuerdo a las indagatorias, Perla N.N., se hizo pasar como trabajadora doméstica y se ganó la confianza de la familia afectada, lo que le permitió conocer movimientos e ingresos económicos de los integrantes de la familia.

Por estos hechos, los implicados, vehículo y otros objetos relacionados con el ilícito fueron presentados ante la autoridad ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), donde se inició el expediente de investigación 302060750063814, por el delito de secuestro de infante.