Capella: ni Cuarón arma la captura de homicidas

En el gobierno de Morelos no hay funcionarios mezquinos que echen a perder vidas o que estén ligados al crimen, puntualiza.
Alberto Capella, comisionado de Seguridad morelense, en entrevista para El Asalto a la Razón.
Alberto Capella, comisionado de Seguridad morelense, en entrevista para El Asalto a la Razón. (Martín Salas)

México

Alberto Capella, comisionado de Seguridad de Morelos, aseveró que "ni con Alfonso Cuarón dirigiéndolo" se hubiera podido "armar" la detención de los homicidas del catedrático Alejandro Chao Barona y su esposa, Sara Rebolledo.

En entrevista con Carlos Marín para El Asalto a la Razón, el funcionario se refirió así a las versiones que han cuestionado la rapidez con que se resolvió el crimen.

Explicó que las declaraciones de los delincuentes coinciden con la versión de la familia del catedrático y subrayó que ningún funcionario estatal es tan mezquino como para echarle a perder la vida a tres jóvenes para eliminar la presión política y social.

"Con todo el dolor que tiene la familia y que entendemos la tragedia, al momento de platicar con ellos (los deudos) el reconocimiento que hacen de los trabajadores y ex trabajadores, y de las circunstancias de modo, tiempo y lugar, los hechos que señalan del conocimiento del domicilio, los interiores... cosas que, ¡por favor!, no se pueden armar. Probablemente ni en siete semanas, ni con Alfonso Cuarón dirigiéndolo", comentó.

Afirmó que encontrar rápido a los culpables se debió a la coordinación que existe con la Federación en materia de seguridad, así como por la implementación del Mando Único en la entidad.

Hizo un reconocimiento a las marchas de la sociedad civil para exigir seguridad, pero subrayó que hay una gran diferencia con las movilizaciones de hace 20 años que encabezaba Graco Ramírez, hoy gobernador de Morelos.

El comisionado manifestó: "en aquellos tiempos había la presunción, el señalamiento, el dicho del involucramiento de la primera autoridad estatal y política con la delincuencia o con actividades irregulares. Aquí no se ha escuchado eso, ni se va a escuchar, porque no lo hay. No existe", subrayó.

"El gobernador y los demás funcionarios somos personas honestas, determinadas a hacer las cosas bien, con un enorme reto porque las complicaciones son muy difíciles ante un tema que, coincido con muchos ciudadanos, es grave", agregó.

Capella insistió en que ningún servidor público de Morelos sería capaz de fabricar a los culpables, aunque admitió que la declaración del presunto victimario no tiene ninguna validez probatoria y serán los tribunales quienes determinen los hechos.

"Es preocupante la manera en que realizaron este acto tan detestable. Y echarles a perder la vida por despresurizar la presión política y social, yo creo que sería lo más mezquino y denostable", agregó.

Respecto al crimen, detalló que los delincuentes no se llevaron nada de la casa, pues a pesar de que ya habían golpeado e inhabilitado al académico y su mujer, al ingresar al inmueble se activó la alarma.

"Entran en un proceso de nerviosismo, logran sustraer dinero de la cartera del maestro y se llevan teléfonos... inclusive para salir del domicilio buscan la manera de no ser evidenciados", destacó.