Cambia SSP mandos de la Policía Metropolitana

Uniformados acusan falta de estrategia para dispositivos peligrosos.
La dirección agrupa Cuerpo de Granaderos sectores Oriente y Poniente, Ciclón, Guerrero y Relámpago.
La dirección agrupa Cuerpo de Granaderos sectores Oriente y Poniente, Ciclón, Guerrero y Relámpago. (Saúl López/Cuartoscuro)

México

A dos semanas del enfrentamiento con pobladores de San Bartolo Ameyalco, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) modificó la Dirección General de la Policía Metropolitana, que agrupa al cuerpo de granaderos.

Así, desde este fin de semana, Armando Palacios, con indicativo Aquiles, dejó de ser el jefe de esta unidad de la corporación policiaca capitalina, y en su lugar entrará un mando del propio agrupamiento con indicativo Relámpago Gama.

De acuerdo con la SSPDF, estos cambios alcanzaron a todos los mandos que comprenden la Policía Metropolitana, es decir, al Cuerpo de Granaderos sectores Oriente y Poniente, Ciclón, Guerrero y Relámpago, así como a los agrupamiento de la Montada, Fuerza de Tarea, Policía Ambiental y de Transporte.

Diversos jefes confirmaron a MILENIO que fueron notificados desde el sábado de las modificaciones, que hasta el momento contabilizan 10; todos se encontraban en el operativo de San Bartolo Ameyalco en la delegación Álvaro Obregón el pasado 20 de mayo.

Incluso, policías ya acusaron falta de estrategia para desarrollar operativos peligrosos como el que ocurrió en ese poblado, en los que, dijeron, son enviados sin protección necesaria. Estos uniformados, entrevistados por Yuli García para MILENIO Televisión, aseguraron acuden sin descanso, lo que repercute en la actuación policial.

“No hay ninguna estrategia, ellos llegan y dicen: ‘Necesitamos tantos elementos porque hay este dispositivo’. Y salimos así, sin ninguna estrategia... No, no hay nada, es al momento”, aseguró el efectivo Julián Romero.

Los policías consideraron que la responsabilidad de este tipo de hechos es de los mandos de la SSPDF, a quienes señalaron por falta de conocimiento para actuar en esas circunstancias.