Caen ocho sujetos en 'Operativo Tijuana'

Las detenciones se dieron en varios puntos de la ciudad, donde lograron decomisar drogas y armas

Tijuana

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) decomisaron 179 dosis de droga, dos armas cortas calibre .22 y 16 tiros útiles, uno de ellos expansivos y nueve jeringas, a ocho presuntos delincuentes, en su mayoría vendedores de droga al menudeo.

Al poner en marcha el Operativo Tijuana, los uniformados aprehendieron a Jesús Vázquez Casas, de 38 años de edad,  y Lucio Ramón Quintero Cebada, de 42, quienes tienen antecedentes por homicidio y secuestro, respectivamente.

Al ser revisados, los oficiales les encontraron un revólver calibre .22 abastecido con ocho cartuchos, uno de ellos expansivo.

Ambos sospechosos fueron interceptados a bordo de una vagoneta Chevrolet Tahoe con placas de California, en las calles Ignacio Ramírez y Salvador Novo de la colonia Nueva Tijuana.

Por su parte, Francisco Javier García Ramos, de 40 años de edad, fue detenido en calle Fuerza Aérea Mexicana de la colonia Aeropuerto, con un revólver .22, ocho balas, 50 dosis de crystal y 25 de heroína.

En tanto, elementos del distrito Los Pinos aseguraron a  Erika Sanjuanita Aldaba Limón y Pedro Antonio Mejía Campas, ya que aparentemente se dedicaba a la venta de estupefacientes y lo disimulaba utilizando a su hijo de 10 años de edad.  

La mujer fue interceptada en callejón 20 de Noviembre y 18 de Marzo de la colonia Anexa Loma Dorada, a bordo de una vagoneta Dodge, tras infringir el Reglamento de Tránsito; al percatarse de la presencia de los municipales, trató de ocultar en el pecho una bolsa de polietileno con 18 envoltorios de una sustancia granulada semejante al crystal, mientras que el sujeto que la acompañaba escondía en la bolsa frontal del pantalón  78 “globitos” del mismo enervante.

La posesión de ocho porciones de estupefacientes derivó en la captura de Luis Ramón Ortiz Zúñiga y Conrado Moreno Flores, en los distritos Sánchez Taboada y La Mesa, éste último ocultaba además nueve jeringas para suministrar narcóticos.