Caen 5 del cártel de Jalisco por el caso Tierra Blanca

Su testimonio coincide con el del último policía detenido, en el sentido de que los jóvenes ‘levantados’ en enero fueron asesinados, incinerados y sus restos destruidos, revela Campa.

México y Veracruz

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, informó que fueron detenidos cinco presuntos delincuentes al servicio del cártel de Jalisco Nueva Generación por participar en la desaparición de cinco jóvenes en Tierra Blanca, Veracruz.

Sus testimonios coinciden con lo dicho por el octavo policía estatal capturado también por los hechos, en el sentido de que mataron a los jóvenes, incineraron sus cuerpos y destruyeron los restos.

Después de un encuentro de aproximadamente tres horas con los padres de los jóvenes, Campa explicó que uno de los cinco delincuentes detenidos y a disposición de un juez es identificado como autor material de los hechos, es decir, participó directamente en el homicidio y la desaparición de los cinco jóvenes.

El pasado 11 de enero, familiares reportaron la desaparición de José Benítez de la O, de 24 años; Mario Arturo Orozco Sánchez, de 27; Alfredo González Díaz y Bernardo Benítez Arróniz, de 25, y Susana T, de 16.

Una semana después, la fiscalía de Veracruz había detenido a siete policías estatales señalados de haber entregado a los adolescentes a la delincuencia organizada.

El 29 de febrero las autoridades anunciaron la captura de Rubén Pérez Andrade, otro policía, quien declaró que los jóvenes habían sido asesinados, incinerados y sus restos destruidos.

Al informar ayer de la detención de los cinco del cártel de Jalisco, Campa señaló: “Se trata de civiles, se trata de presuntos integrantes del crimen organizado. En uno de los casos, una persona que estuvo presente en este lugar, en el rancho El Limón, cuando sucedieron los hechos, y en los otros casos que, por distintos motivos tienen relación con los hechos”.

Destacó que las autoridades tienen el compromiso de darles a conocer información relevante respecto de la investigación del caso Tierra Blanca, antes de hacer público cualquier dato.

En el encuentro también participaron el comisario de la Gendarmería, Manelich Castilla, y el comisionado presidente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, Jaime Rochín.

Campa aseguró que serán los padres de los jóvenes quienes den a conocer la información respecto del análisis genético de los restos hallados en el rancho El Limón, que se encargó al Equipo Argentino de Antropología Forense.

A pregunta expresa sobre la identificación de los restos de los tres jóvenes restantes, el subsecretario afirmó que “no han hecho match (equivalencia), como dicen técnicamente, con los restos que se han revisado en el rancho El Limón. Los dos registros que han hecho match son los que hemos comentado y que corresponden a dos de los cinco jóvenes”.

Reiteró que los restos hallados en el lugar corresponden a Bernardo Benítez y Alfredo González, y que el demás material que fue puesto a consideración de los forenses argentinos es un resto óseo.

El subsecretario dijo que lo dicho a las autoridades ministeriales por los detenidos del cártel de Jalisco y por el octavo policía tiene “coincidencias importantes, no solamente con respecto a esa declaración”, sino con los datos recogidos por la Policía Científica y la Gendarmería.

Está previsto que los padres de los jóvenes emitan un pronunciamiento a los medios este jueves. Permanecieron en la Ciudad de México y están acompañados de integrantes del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.