Cae "templario", ligado al homicidio de 12 agentes

Era de los criminales más buscados por la PGR, la cual incluso había ofrecido una recompensa de 3 millones de pesos por él.

Michoacán

Jesús Tapia, uno de los líderes de Los caballeros templarios, quien era de los más buscados por la Procuraduría General de la República ya que se le atribuye el crimen de 12 agentes federales en 2009, fue capturado por elementos de la fiscalía de Michoacán. 

La PGR ofrecía una recompensa de hasta 3 millones de pesos para quien diera información que ayudara a dar con el paradero de este sujeto, quien presuntamente servía de forma directa a Servando Gómez Martínez, La Tuta, jefe máximo del grupo criminal.

La procuraduría de Michoacán informó que Jesús Tapia Sánchez y/o Jesús Tapia Tapia fue presentado ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), luego de ser aprehendido durante un operativo de seguridad y vigilancia implementado por los agentes ministeriales.

En los momentos de su detención, el inculpado se desplazaba en una camioneta Jeep y tenía en su poder un arma larga modelo G-3,  calibre 308 con 52 cartuchos útiles calibre 7.52,  tres  cargadores y un portacargadores.

Al ser requerido, dijo ser integrante de un grupo delincuencial y advirtió a los agentes ministeriales que de no ser liberado les pasaría lo mismo que a los policías federales que fueron asesinados en el municipio de Arteaga, cuyos cuerpos fueron localizados en las inmediaciones de la autopista Siglo XXI, tramo Cuatro Caminos-Las Cañas en julio de 2009.

Tapia fue trasladado ante  el agente del Ministerio Público, donde hizo referencia de su participación en los hechos ocurridos hace cinco años en el municipio de Arteaga.

Asimismo, manifestó que este crimen fue perpetrado por instrucciones de Servando Gómez, luego de que descubrieron que los agentes realizaban labores de inteligencia en el municipio.

Sobre esta acción operativa se hizo de conocimiento a la Procuraduría General de la República, por lo que una vez que se realizaron las diligencias correspondientes, el detenido fue trasladado a la SEIDO, misma que resolverá su situación jurídica.

La procuraduría michoacana continúa con las investigaciones, ya que existen indicios de que el inculpado se encuentra relacionado en otros hechos delictuosos.

LOS RASTROS

Mientras, Alberto Gutiérrez, El Comandante 5, encargado de la Fuerza Rural en Apatzingán, informó que a 10 días de un operativo en la sierra, ya han  sido encontrados rastros en los lugares donde se esconde La Tuta.

En entrevista telefónica, explicó que ya muchos elementos de la Fuerza Rural están agotados. “La gente que vive en lugares cercanos han aceptado que ahí se escondía La Tuta,  pero que los tenía amenazados”, dijo.

Especificó que dentro de las acciones de la policía comunitaria se han  encontrado huellas de los lugares donde se escondió el capo, por lo que estarían próximos
a detenerlo.

Se trata de una tarea complicada, ya que la zona es de muy difícil acceso, aunque muchos de ellos conocen los lugares donde podría estar el líder templario y sus cómplices, agregó.