Cae un ‘narcoempresario’ ligado al cártel de Sinaloa

La PGR detiene en Hidalgo a 10 presuntos ladrones de gasolinas.
El edificio en Mazatlán donde se efectuó el operativo de las fuerzas federales.
El edificio en Mazatlán donde se efectuó el operativo de las fuerzas federales. (Especial)

México

Elementos de la Marina y la Policía Federal catearon un condominio en Mazatlán, por el cual fue capturado Mauricio Gastélum Serrano, El Lic o El Bambi, presunto operador financiero del cártel de Sinaloa.

Mientras, en Hidalgo la Procuraduría General de la República arrestó a 10 sujetos vinculados con el robo de gasolinas.

El operativo en Mazatlán comenzó alrededor de las 15 horas del martes en los condominios Península, donde marinos pidieron a los residentes entregar identificaciones y teléfonos celulares, para después revisar cada uno de los domicilios.

Cinco horas después ingresó personal, al parecer de la PGR, en camionetas civiles, quienes se retiraron del lugar cerca de las 22 horas.

De acuerdo con funcionarios federales consultados por MILENIO, en este operativo fue detenido el empresario Gastélum, a quien se le señala como dueño de los condominios cateados.

Además, se sospecha que es propietario de varias compañías de bienes raíces en Mazatlán y Culiacán, así como de la empresa TRG Transportes, que tiene presencia en México, Centroamérica y Estados Unidos.

Precisamente este último país incluyó en diciembre de 2014 a los hermanos Gastélum Serrano en la lista de líderes del narcotráfico, tras ser señalados como proveedores de cocaína del cártel del Pacífico.

Casi al mismo tiempo de los cateos en Mazatlán, en Culiacán hubo sobrevuelo de helicópteros de fuerzas federales en colonias como Lázaro Cárdenas, La Campiña y Villa Universidad, entre otras.

Mientras en la sindicatura de Eldorado también se reportó movimiento de elementos de la Marina.

Aunque no hubo un reporte sobre el saldo de estos operativos, funcionarios consultados informaron que fue decomisado un narcolaboratorio.

En Hidalgo, la PGR detuvo a 10 personas en seis cateos, donde halló hidrocarburo presuntamente robado, más de 4 millones de pesos, joyería y otros objetos.

Los operativos se realizaron por una denuncia que presentó el apoderado legal de Pemex-Refinación, el 29 de mayo pasado, por lo cual el agente del Ministerio Público Federal solicitó a un juez federal las órdenes de cateo.

En el primero, la Policía Federal, peritos de la Agencia de Investigación Criminal y un agente adscrito a la Seido ingresaron en un domicilio de Tula de Allende, donde aseguraron un camión, una electrobomba, dos botes de material sintético, un contenedor con capacidad de mil 200 litros, así como mangueras y herramientas.

En la colonia Centro de Atitalaquia se localizaron 72 mil 594 pesos, cuatro relojes, 42 piezas de joyería, 29 cartuchos calibre .32, una lap top, un iPad, dos celulares, documentos y tarjetas bancarias.

El tercer operativo ocurrió en la carretera Tula-Santa Teresa, en el Llano Hidalgo, donde se aseguró un inmueble, cuatro vehículos, una plataforma metálica, tres camionetas Pick Up y otros objetos.

La cuarta diligencia se realizó en el kilómetro 26 de la carretera 57 Jorobas-Tula, en Atitalaquia; ahí se encontraron nueve vehículos, celulares, hidrocarburo tipo magna y combustóleo, y se detuvo a ocho personas.

En Tula de Hidalgo se decomisó un arma de fuego calibre 9 mm y 15 cartuchos, además se arrestó a un sujeto, mientras que el sexto, en la colonia Cielito Lindo, en Tula de Allende, fueron asegurados un inmueble, un arma de fuego calibre 9 mm, 32 cartuchos, 20 cartuchos para escopeta y 3 millones 968 mil 200 pesos.

CALCINAN A HOMBRE EN JUÁREZ

En Chihuahua las autoridades reportaron tres homicidios violentos, entre ellos el de un hombre que fue hallado calcinado al interior de una casa abandonada en Ciudad Juárez.

De acuerdo con los primeros reportes, elementos de la Fiscalía General del Estado encontraron el cadáver con base en una llamada anónima al Centro de Respuesta Inmediata 066.

Mientras, en el municipio de Villa Ahumada, fue localizado un hombre muerto sobre la lápida de una tumba del panteón local. Al principio, las autoridades sospecharon que se trataba de un suicidio, pues junto al cuerpo había una pistola calibre .9 milímetros, que correspondía con la herida que tenía en la cabeza. Sin embargo, horas después se estableció que la víctima tenía huellas de haber sido esposado.

Finalmente, las autoridades ministeriales localizaron el cadáver de un hombre en las calles 12 y José Aceves, de la colonia Centro de la ciudad de Chihuahua, donde fue identificado como Roberto Reyes Hernández, de 62 años. (Juan José García/Chihuahua)