Cae descuartizador y violador de tres hombres en Chihuahua

Las investigaciones iniciaron el 17 de noviembre del año pasado, cuando se encontraron algunas extremidades inferiores humanas en el patio de una casa abandonada.
Identificado como Andrés Castillo.
Identificado como Andrés Castillo. (Especial)

Chihuahua

Agentes de la Fiscalía de Chihuahua capturaron a un asesino serial que descuartizó y violó a tres hombres, y se le relaciona con otros 12 homicidios perpetrados desde 2009.

Se trata de Andrés Ulises Castillo Villarreal o Ulises Andrés Castillo Villagrán, de 35 años, presunto responsable de homicidio calificado contra Lorenzo Ernesto Olivas Berrios, Daniel Alfonso Rodríguez Morales y Fernando Valles Gandarilla.

También se le acusa de violación y amenaza de muerte en perjuicio de otras dos víctimas con identidad reservada; sobre los 12 homicidios, el fiscal general Jorge González Nicolás informó que fueron cometidos con alto grado de brutalidad, “de carácter sexual y con consumo de droga conocida como cristal”.

Las investigaciones iniciaron el 17 de noviembre del año pasado, cuando se encontraron algunas extremidades inferiores humanas en el patio de una casa abandonada y vandalizada en la colonia Desarrollo Urbano, conocida como la “colonia del terror”; dos días después hallaron el resto del cuerpo en la calle 11 y Álamo.

Detalló que el supuesto asesino, que se dedica a la albañilería, también privó de la vida a una tercera víctima que inhumó en una de las habitaciones donde vivía.

Olivas Berrios fue agredido por el imputado en el domicilio con un objeto contuso con el que le causó traumatismo craneoencefálico severo y posteriormente descuartizó el cuerpo.

El segundo caso se descubrió a raíz de que la mañana del 13 de diciembre, en la calle 11 y Álamo, fue localizado otro cuerpo desmembrado, identificado como Daniel Alfonso Rodríguez Morales, de 22 años, a quien se vio por última vez la tarde del 12 de diciembre, cuando caminaba en la vía pública de ese sector.

Las investigaciones científicas revelaron que fue esa noche en el interior de un domicilio de la misma colonia, donde el detenido tenía viviendo un mes.

“Se determinó que el homicida utilizó en ambos crímenes el mismo modus operandi, incluso la misma segueta para cortar los cuerpos y la carretilla en la que los cargó hasta el lugar donde dejó las extremidades, instrumentos que fueron localizados en el domicilio marcado con el número 6841 de la calle 11 y Álamo”, dijo el fiscal.

La policía estatal, división Investigación, localizó el 18 de diciembre, en una de las habitaciones del domicilio citado, un cuerpo de sexo masculino inhumado clandestinamente e identificado como Fernando Valles Gandarilla.

En las viviendas encontraron cobijas y trapos en los que estaban enredados los cuerpos, bolsas de polietileno con extremidades, manchas de sangre, la pintura con la que trató de cubrir huellas, guantes de látex, juguetes infantiles que dejó junto a los cadáveres, una carretilla, una credencial de una empresa de seguridad privada con fotografía a nombre de Andrés Ulises Castillo, una segueta y un par de zapatos negro, todos con manchas de sangre.