Cae hasta 66 por ciento el decomiso de drogas

Reportes indican fuerte disminución en aseguramientos, mientras que el flujo que llega a la frontera norte aumenta.

México

En momentos en que busca debilitar la capacidad financiera del narcotráfico, el gobierno federal enfrenta una crisis en la intercepción de drogas: entre 2011 y 2014, pese a una campaña antinarcóticos que ha costado miles de vidas y miles de millones de pesos, los decomisos de heroína, metanfetaminas y mariguana disminuyeron radicalmente, al grado de caer hasta 66 por ciento en algunos casos.

Estadísticas de distintas instancias como la Patrulla Fronteriza y el Departamento de Estado de Estados Unidos, así como la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes y la Organización de Naciones Unidas apuntan a fuertes caídas en incautaciones en el lado mexicano, mientras que el flujo de drogas que llega a la frontera norte va en ascenso, lo que no solo sugiere un aumento en ganancias de los cárteles en materia de exportaciones, sino que también una mayor cantidad de drogas están disponibles en las calles de México.

De acuerdo con una investigación estadística realizada por MILENIO, los cárteles pierden hoy sustancialmente menos embarques ante el embate del Estado mexicano que hace seis años, aun cuando se ha desplegado a miles de soldados, marinos y policías federales en distintos puntos del país.

Según dio a conocer la semana pasada el Departamento de Estado de Estados Unidos en su Informe Antinarcóticos 2014, las tasas de intercepción de mariguana y opio cayeron en los últimos 12 meses de forma pronunciada, 18 y 82 por ciento respectivamente. A la par, la Patrulla Fronteriza reportó incrementos en las incautaciones de ambas drogas, al decomisar en 2012 un millón 750 mil kilos de cannabis en distintos puntos de cruce, muy por arriba del millón 200 mil de 2011. En lo que toca a opio, la tendencia fue similar: se pasó de mil 894 a mil 994 kilos interceptados.

Las cifras manejadas en el informe por Washington no son simples estimados de la embajada o de algún diplomático, se basan en datos proporcionados por la PGR y su brazo de inteligencia estadística, el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia.

Acorde a estos números con carácter oficial, las incautaciones de metanfetamina también decrecieron en el mismo lapso 79 por ciento. Pero en el lado estadounidense de la frontera, según la Patrulla Fronteriza, los decomisos de esta droga casi se duplicaron, al pasar de 4 mil kilos en 2011 a 7 mil 100 en 2013. En cuanto al número de laboratorios de drogas sintéticas desmantelados, se redujo 31 por ciento.

Solo se reportaron cifras positivas en los embarques de cocaína frenados, con un incremento de 77 por ciento.

Si bien en un principio puede tomarse sesgada la información al provenir de una instancia unilateral —el gobierno de Estados Unidos—, cifras de organismos multilaterales como la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes y la propia ONU van en el mismo sentido descendente.

La junta —que hace dos semanas dio a conocer su reporte anual— coincidió en que de 2011 a 2012 se registraron caídas en la intercepción y decomiso de mariguana, al pasar de mil 796 toneladas métricas capturadas por las autoridades a menos de mil 300; en cuanto a cocaína, "en México se advierte una disminución pronunciada de incautaciones": en el mismo bienio cayó 66 por ciento, al pasar de 9.46 toneladas métricas a menos de 3.30.

El organismo, en cuya directiva se encuentran representantes de 15 países, incluidos México, Estados Unidos, Rusia, Francia, Alemania y Colombia, entre otros, destacó que "(el gobierno mexicano) informó también de una disminución considerable de la incautación de heroína". Para sustentar esta afirmación, citó que en 2011 se interceptaron 685 kilogramos, en tanto que en 2012 se pasó a mucho menos que eso: 214 kilogramos.

En otro dato que corrobora un incremento en el cruce de exportaciones mexicanas, la junta indicó que en 2012, según resultados de distintas muestras tomadas a heroína decomisada en diferentes partes de la Unión Americana, se encontró que si bien 50 por ciento de la droga procesada tenía su origen genético en Sudamérica, 46 por ciento ya tenía rastros de haber sido plantada en México.

En contraste a lo señalado por las instancias estadunidenses, la ONU, en su informe sobre drogas 2013, advirtió que México fue el principal incautador de metanfetamina en 2011, pero sus cifras añaden una dimensión adicional a la problemática de una mayor oferta de drogas en territorio nacional.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]