Cae banda de plagiarios con 13 federales en activo

“Están vinculados con 7 homicidios y 4 secuestros”: vocero de seguridad.
Archivo Milenio
(Milenio)

México

La Policía Federal en coordinación con la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) capturó a 18 presuntos integrantes de una banda de secuestradores que operaban en Acapulco, Guerrero, y entre quienes se encuentran 13 agentes en activo de la PFP.

El vocero de seguridad del gobierno federal, Eduardo Sánchez, precisó que la organización criminal está vinculada a siete homicidios y cuatro secuestros, de los cuales dos finalizaron en la muerte de las víctimas.

Los plagiarios fueron detenidos por integrantes de la propia Policía Federal y en coordinación con la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), en acciones simultáneas durante las cuales no hubo enfrentamientos o disparos.

“Esta acción demuestra que no se tolerarán, bajo ninguna circunstancia, actos de corrupción de los elementos designados a la protección de la población”, subrayó Sánchez Hernández en la sede de la Secretaría de Gobernación (Segob).

El funcionario detalló que estas aprehensiones se lograron gracias a una denuncia ciudadana y a labores de inteligencia, a través de las cuales localizaron tres fosas clandestinas en el Cerro del Veladero, en el municipio de Acapulco.

Además de los 13 elementos arrestados en esta operación, detalló que en lo que va de la presente administración han sido consignados 81 policías federales por la comisión de diversos delitos, y recalcó que “las instituciones no son ni serán refugio de complicidades. El peso de la ley caerá con todo su rigor contra todo aquel servidor público que traicione la confianza de la ciudadanía”, declaró.

Asimismo, expresó: “Que quede muy claro. Ningún policía, ningún servidor público que transgreda la ley encontrará en las instituciones una posibilidad de complicidad. A todos ellos se les perseguirá conforme a lo que establece la ley y se les castigará con todo el rigor que la ley reserva precisamente a los funcionarios públicos que teniendo el alto honor de proteger a la ciudadanía los traiciona. Contra ellos no habrá ningún miramiento ni ningún tipo de clemencia”, advirtió.

Los efectivos de ese cuerpo detenidos son: los policías terceros Antonio Velázquez González, de 31 años; Máximo Olvera García, de 29; Rubén Bonilla Alatriste, de 27, y Miguel Torres Efraín, de 32.

También los policías terceros Jorge Cruz Rubio, de 32; Édgar Acosta Apodaca, de 28; Omar Obispo Fernández, de 22; Marco Antonio Quiroz Mejía, de 28; David Rosas Martínez, de 31; Alejandro Camacho Flores, de 27, y César Leandro Ruiz Rodríguez, 22 años.

El policía primero Rodrigo Miranda Villanueva, de 29 años, y el oficial, José Guadalupe Castillo Cool, de 52 años, son otros integrantes esta banda de plagiarios.

El vocero Eduardo destacó que cada uno de esos uniformados federales podría ser condenado hasta a 70 años de prisión por cada uno de los secuestros cometidos, sin contar las sentencias que alcancen por otros delitos.

Los civiles aprehendidos han sido identificados como Luis Miguel González Petatán, de 31 años y presunto líder de la banda; Johnatan Piedra Soberanis, de 24; Gerardo Ocampo Guzmán, de 32; Roberto Bolaños Manriquez, de 35 años, y Paloma Rosa Iris Carrillo Abarca, de 31 años.

Destacan colaboración

El vocero de seguridad se refirió también al secuestro de un grupo de ciudadanos españoles, liberados durante la madrugada de este martes, y afirmó que se trató de un secuestro virtual, cuyo modus operandi consiste en realizar una llamada telefónica, en la cual se les obliga a trasladarse a un hotel y realizar desde ahí transacciones financieras.

Dijo que en una acción conjunta de la Policía Federal y de la Interpol se liberó a los extranjeros y garantizó que las instituciones de seguridad están atentas a ese tipo de ilícitos, incluido el engaño telefónico.

Claves

Contra extorsiones

La CIRT lanzó una campaña contra la extorsión telefónica, para informar a la población sobre cómo debe actuar ante un posible engaño por parte de delincuentes.

Quien reciba este tipo de llamadas debe colgar, cerciorarse de que su familiar esté bien y después denunciar el hecho a las autoridades.