Analiza PGR vínculo de Reyna con templarios

El procurador Jesús Murillo Karam indicó que están determinando hasta dónde el acercamiento que tuvo el ex secretario de Gobierno de Michoacán con ese grupo tiene carácter delictivo.
Jesús Murillo Karam, procurador general de la República
Jesús Murillo Karam, procurador general de la República

Ciudad de México

La PGR se encuentra determinado hasta dónde el acercamiento que tuvo Jesús Reyna García, ex secretario de Gobierno de Michoacán, con Servando Gómez, La Tuta, y otros líderes templarios tiene carácter delictivo, informó Jesús Murillo Karam.

"Estamos determinando hasta dónde este acercamiento tiene carácter delictivo y de serlo cuáles son los tipos de delito y la gravedad de los delitos", dijo en entrevista radiofónica para Radio Fórmula.

El funcionario federal confió en concluir la investigación antes de que venza el arraigo por 40 días y señaló que continuarán citando a declarar para avanzar en la indagatoria.

Acerca de Trinidad Martínez Pasalagua, ex diputado priista y líder de la Comisión Reguladora del Transporte en Michoacán, Murillo Karam indicó que es libre y que no tienen ningún impedimento para poder viajar o salir del país, ya que solo fue presentado a declarar.

Aclaró que Martínez Pasalagua no fue arraigado, sino que se le giró una orden de presentación para declarar, ya que no había atendió a los citatorios de la PGR.

"Estamos actuando con una gran seriedad, no hacemos nada de golpe, no es una detención arbitraria. Se le trajo a declarar y se le regresó a su lugar de origen", enfatizó.

Reiteró que continuarán con los citatorios para avanzar en la indagatoria.

El 4 de abril Jesús Reyna fue llevado a declarar ante la PGR por presuntos vínculos con el narcotráfico. Un día después, un juez otorgó a la procuraduría un arraigo por 40 días contra el ex funcionario michoacano para "profundizar" la investigación.

Dos días después, Murillo Karam reveló que Reyna sostuvo reuniones con diversos líderes de Los Caballeros Templarios, entre ellos con Servando Gómez Martínez, La Tuta.