CNTE frustra operativo anticrimen en Oaxaca

Los agentes recababan evidencia para identificar a delincuentes, pero profesores disidentes los retuvieron, desarmaron y acusaron de infiltrar su movimiento para “criminalizar la protesta social”.

México y Oaxaca

Un grupo de choque al servicio de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) sometió, despojó de sus armas, privó de la libertad y humilló a cinco elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) que indagaban delitos cometidos en Oaxaca.

La presencia de los agentes federales en la capital oaxaqueña fue a solicitud de las autoridades estatales, por lo que desde hace meses el personal de la Procuraduría General de la República (PGR) indaga quién está detrás de los delitos, revelaron funcionarios del gobierno federal.

Cuando el personal de la AIC documentaba evidencia para dar con el paradero de los delincuentes, fueron sorprendidos y sometidos por el grupo de choque, que es financiado por la Sección 22 de la CNTE, mismo que les quitó sus armas, las cuales no regresó.

A los federales los golpearon; los ataron de pies y manos y los entregaron a los profesores en las oficinas de la coordinadora, ubicadas en el Zócalo de Oaxaca, donde los colocaron boca abajo.

Tras varias horas de privarlos de su libertad, los maestros los entregaron al Ministerio Público del fuero común donde los acusaron de intentar usar sus armas y estar alcoholizados, versión que después desmintió la procuraduría de esa entidad, tras realizar un examen toxicológico a los federales.

El vocero de la CNTE, Mohamed Otaki Toledo, dijo que los policías fueron retenidos hasta que autoridades Oaxaca negociaron su libertad. “Éste es un claro intento de provocación del gobierno federal por infiltrarse en nuestro movimiento para buscar criminalizar la protesta social”, indicó.

José Álvaro Carrillo, integrante del denominado Frente Amplio de Lucha Social por la Reconstrucción de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (FULS-APPO), afirmó que cuando fueron descubiertos los agentes federales trataron de hacer uso de sus armas, siendo desarmados y sometidos.

Afirmó que los implicados se encontraban ebrios y trataron de extorsionar a varios comerciantes que mantienen sus puestos en la zona del plantón magisterial.

Dictamen

MILENIO tuvo acceso al dictamen químico que realizó la Procuraduría de Oaxaca y que  consta en la averiguación previa 1275(S.M./IV/2) 2014, donde la Dirección del Instituto de Servicios Periciales señaló que ni uno de los agentes de la PGR consumió algún tipo de droga o alcohol.

Lo anterior se llevó a cabo en cumplimiento al oficio de petición con número 1020 firmado por Pedro Fierros Zarate, agente del Ministerio Público de la Mesa Cuatro, del Segundo Turno del Sector Metropolitano, quien pidió realizar las pruebas de dosificación de alcohol y abuso de drogas.

Abren averiguación

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que inició una averiguación previa por los delitos de privación ilegal de la libertad, lesiones y robo agravado.

Asimismo, solicitó los videos que pudieran haber registrado los eventos para determinar la línea de acontecimientos y deslindar responsabilidades.

La PGR subrayó que la vida de los elementos de la AIC está fuera de peligro y en las próximas horas serán concentrados en la Ciudad de México, después de rendir su declaración formalmente ante el Ministerio Público de la Federación.

Señaló que el grupo agresor no ha sido identificado, sin embargo, después de trasladar obligadamente a los agentes hasta el Zócalo de la ciudad de Oaxaca, donde fueron entregados a integrantes de CNTE, éstos últimos los presentaron ante el Ministerio Público Estatal argumentando que habían abusado de su autoridad y estaban ebrios.

“El agente del Ministerio Público del estado de Oaxaca certificó a los Investigadores Federales y determinó que presentan lesiones que no ponen en peligro la vida, dando además negativo en alcoholemia”, puntualizó la PGR.