La CIDH al Senado: Calderón presionaba con críticas a jueces

El coordinador de los panistas en San Lázaro se cuelga del caso de 'El Chayo' para golpear al ex presidente y su política anticrimen.
Luis Alberto Villarreal.
Luis Alberto Villarreal. (Octavio Hoyos)

México

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) acusó ayer al gobierno del ex presidente Felipe Calderón de haber ejercido presiones contra jueces para no liberar personas encarceladas, mediante el envío de mensajes políticos emitidos por el propio ex mandatario y funcionarios de su gobierno.

En el informe, dado a conocer ayer ante la Comisión de Derechos Humanos del Senado, que preside la perredista Angélica de la Peña, el comisionado James Cavallaro criticó que se haya caído en el exceso de utilizar la prisión preventiva y emitió diversas recomendaciones para evitar esta práctica que, aseveró, tendría que ser la excepción.

El comisionado de la CIDH censuró también la forma en que los medios de comunicación de América Latina y México muestran a los detenidos por la policía, pues se difunde su imagen como si ya estuviesen juzgados por la justicia.

En ese sentido, se acusa que en México el ex presidente Calderón "tenía la práctica de criticar públicamente a los jueces que actuaban en determinados casos de alto perfil mediático.

"En sus declaraciones el mandatario atribuía a la impunidad la excarcelación por parte jueces estatales y federales de personas detenidas por autoridades federales, obviando deliberadamente el hecho de que tales decisiones judiciales no constituían una determinación definitiva."

De acuerdo con la propia CIDH, esta práctica era realizada no solo por el ex mandatario, sino que el Poder Judicial enfrentaba presiones de altos funcionarios de otros órganos del Estado.

Puso de ejemplo a la PGR, que ejerce una fuerte persecución como medida de presión hacia jueces que adoptan decisiones que le son contrarias en casos relacionados con delincuencia organizada.

En cuanto a la presentación en los medios de comunicación, el comisionado de la CIDH manifestó que esto también presiona a las autoridades judiciales para remitir a la prisión preventiva a esos detenidos como asesinos, delincuencia organizada o ladrones y se cae en los excesos de la prisión preventiva.

"Además de violar el derecho a la reputación del acusado, esta práctica sirve para normalizar la criminalización de la persona por la pura detención de la policía, que genera una dinámica que propicia el surgimiento de presiones e interferencias en el trabajo de las autoridades judiciales".

Emplazamiento

El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal, emplazó a los ex secretarios de Gobernación Alejandro Poiré y de Seguridad Pública Genaro García Luna, así como a la ex procuradora Marisela Morales a dar una explicación sobre el anuncio de la supuesta muerte de Nazario Moreno, El Chayo, en diciembre de 2010.

En conferencia de prensa al finalizar la reunión de Junta de Coordinación Política en el Palacio de San Lázaro, Villarreal remarcó que su partido no politizará el tema de la seguridad pública, sino, por el contrario, cerrará filas con la autoridad para abatir la violencia y la criminalidad en regiones como la de Tierra Caliente, Michoacán.

Por separado, el presidente de la Junta de Coordinación Política y líder parlamentario del PRD, Silvano Aureoles, expresó su reconocimiento a las fuerzas federales por el abatimiento de Moreno, pero insistió en la necesidad de una política integral para restablecer el orden y la tranquilidad social en Michoacán.

Alertó, en ese sentido, sobre los conflictos entre los llamados grupos de autodefensa en Tierra Caliente, justo después de la caída de El Chayo.

Hizo el ridículo: Preciado

El coordinador del PAN en el Senado, Jorge Luis Preciado, criticó al ex presidente Felipe Calderón, al asegurar que hizo el ridículo al dar por muerto a Nazario Moreno, El Chayo, sin tener el cuerpo.

En ese sentido, Preciado sostuvo que el manejo mediático que hubo de la lucha contra el crimen fue erróneo "y eso fue lo que nos costó la Presidencia... hoy no seríamos oposición, seríamos gobierno".

En conferencia de prensa para anunciar su adhesión a la candidatura de Gustavo Madero a la dirigencia del partido, Preciado se refirió a la muerte de El Chayo, luego de que en 2010 el gobierno de Calderón lo dio por muerto.

"Si me preguntan mi opinión personal, yo creo que fue un ridículo del gobierno federal dar por muerto a alguien sin tener los elementos suficientes y, peor aún, sin tener el cuerpo. Creo que asoma una falta de impericia por parte del gobierno anterior, de sus cuerpos de seguridad y de su sistema de información, ya sea Cisen o Gobernación", reprobó el legislador. Angélica Mercado/México