Buscan proteger a los policías en marchas

La bancada perredista de la ALDF mandó una contrarreforma al artículo 362 del Código Penal capitalino para gravar el delito de "ataques a la paz pública".

Ciudad de México

La bancada perredista en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal presentará una contrarreforma al artículo 362 para agravar de cinco a siete años de prisión el delito referente a "ataques a la paz pública".

En conferencia, los diputados perredistas Arturo Santana y Alejandro Robles, anunciaron que 22 legisladores buscan integrar un paquete de reformas, al Código Penal capitalino, a fin de reforzar las sanciones consideradas en el artículo 326, 287 y 130 para todo aquel que sea detenido por actos vandálicos, como los realizados por los denominados grupos anarquistas durante las marchas.

"Con estas reformas se busca dar instrumentos y herramientas al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, para que puedan reaccionar de una manera más eficaz y eficiente ante este tipo de agresiones, que sean extendido hacia los cuerpos policíacos sin dejar de lado el marco jurídico", detalló Santana.

Este paquete de reformas de tres artículos, relacionadas con la tipificaron de delitos y agravación de éstos, se incluyen en el esquema de marchas, manifestaciones y bloqueos.

La modificación del artículo 287 referente al delito de ultrajes contra la autoridad, aumentará las sanciones contra aquellos que causen lesiones físicas por agresión a los uniformados.

Al proponer que los responsables no tengan derecho a gozar de la libertad bajo caución; a lo que se suma una modificación al artículo 130, referente al delito de lesiones, para que cuando las lesiones antes referidas tarden en sanar más de 15 días, se imponga una pena de hasta siete años de prisión.

La propuesta cuenta con la aprobación de por lo menos 22 legisladores, aseguró Santana, sin embargo se mostró optimista para que sus homólogos se sumen a la iniciativa.