Buscan a ex comandante por homicidio en Morelos

Leopoldo Díaz Pérez tiene una orden de aprehensión de un juzgado federal, por abuso de autoridad y encubrimiento en el asesinato de Jethro Ramsés Sánchez.

CUERNAVACA

El ex comandante de 24 Zona Militar de Morelos, Leopoldo Díaz Pérez, tiene una orden de aprehensión de un juzgado federal desde el pasado mes de septiembre, como presunto responsable de los delitos de abuso de autoridad y encubrimiento en el caso del asesinato de un joven morelense, que fue privado de su libertad, torturado, asesinado e inhumado clandestinamente por militares, bajo las órdenes del ahora prófugo de la justicia.

Díaz Pérez es señalado por algunos de sus ex subalternos del 21 Batallón de Infantería –actualmente en prisión por dicho asunto— como responsable directo de la privación ilegal de la libertad, tortura, muerte e inhumación clandestina de Jethro Ramsés Sánchez Santana, el pasado 1 y 2 de mayo de 2011, ya que en todo momento conoció lo que sucedió, incluso, les ofreció a los responsables materiales del hecho, mentir acerca de lo que había sucedido, dijo el abogado de la familia del joven desaparecido, Cipriano Sotelo Salgado.

Las implicaciones directas que se hacen a Díaz Pérez en el asunto son parte del expediente del caso, las cuales fueron sostenidas a lo largo de este tiempo por dos de los principales responsables de la suerte de Jethro, los oficiales Edwin Raziel Aguilar Guerrero y José Guadalupe Orizaga y Guerra, quienes también dieron pormenores de las órdenes que recibieron, de quién previnieron y de lo que hicieron con Sánchez Santana y su primo.

Aguilar Guerrero y Orizaga fueron detenidos al interior de la Feria de Cuernavaca 2011.

De acuerdo con la orden de aprehensión 57/2013 del pasado 10 de septiembre de 2013 del Juzgado 1º de Distrito, el ex jefe de la 24 Zona Militar de Morelos, es responsable plenamente en los hechos, no sólo por la versión de los oficiales encarcelados, sino también por versiones recogidas al interior del 21 Batallón de Infantería con sede en Cuernavaca.

El día que detuvieron a Jethro y a su primo, el argumento para no dejarlos ir, fue que el primero dijo pertenecer a un grupo criminal, y que además llegarían a liberarlos.

Díaz Pérez no puede ser detenido, ya que cuenta con una suspensión provisional por un juicio de amparo que promovió para no ser detenido, y que tiene como registro el número 1822/2013, por lo que la familia Sánchez Santana espera la resolución del pleito iniciado, para saber si el General Brigadier irá a la cárcel por la privación ilegal de la libertad, el tortura, muerte e inhumación clandestina de su hijo.

La única forma de que el militar vaya a la cárcel, es que los oficiales que lo imputan directamente, se desdigan, dijo el abogado de la familia Sánchez Santana, quien consideró que en unos seis meses puede resolverse el juicio interpuesto por Díaz Pérez, agregó.

Leopoldo Díaz Pérez fue removido de la titularidad de la 24 Zona Militar tras conocerse la suerte de los jóvenes.

A Jethro y su primo los trasladaron a las instalaciones del 21 Batallón de Infantería, donde los torturaron, por lo que Jetrho murió al ahogarse con su vómito. Después lo inhumaron clandestinamente en Atlixco, Puebla y a su primo, los abandonaron vivo en un paraje solitario del municipio de Xochitepec, Morelos.