Buscan a 12 más para cerrar el caso Heaven

"El Javi", líder de La Unión de Insurgentes, entre los prófugos.
Familiares de las víctimas del multihomicidio.
Familiares de las víctimas del multihomicidio. (Juan Carlos Bautista)

México

Luego de que peritos argentinos confirmaron que los cuerpos encontrados en una fosa clandestina del Estado de México correspondían a las personas secuestradas en el bar Heaven en mayo del año pasado, la Procuraduría General de Justicia del DF va tras 12 involucrados para cerrar el caso.

A casi un año del plagio ocurrido en el inmueble de la Zona Rosa, autoridades de la dependencia informaron que estos presuntos responsables están plenamente identificados y son los últimos relacionados con el secuestro y asesinato de 13 personas.

Con estos implicados suman 35 los que participaron en la sustracción, traslado y multihomicidio ocurrido la mañana del 26 de mayo del año pasado; hasta el momento la Fiscalía Antisecuestros cuenta con 23 personas consignadas por el delito de plagio agravado.

Además, la procuraduría capitalina ejerció acción penal contra tres elementos de la SSP-DF, quienes protegían a La Unión de Insurgentes, grupo delictivo acusado de esos hechos.

No obstante, la fiscalía determinó consignar a esos uniformados por delitos contra la salud en su modalidad de narcomenudeo, con la agravante de cometerse por servidores públicos y no por secuestro agravado, como al resto de los responsables.

Se trata de Daniel Valverde Trujillo, José Zequera Zavala y Édgar Ernesto Gutiérrez Vera, adscritos al sector Zona Rosa.

De acuerdo con diversas declaraciones asentadas en el expediente, este último —quien era patrullero— estableció una “estrecha relación” con el sujeto conocido como Javier Joel Rodríguez Fuentes, El Javi, líder de La Unión de Insurgentes, a quien alertaba de operativos y rondines de vigilancia.

Este sujeto es uno de los principales objetivos de la PGJDF, pues se trata de quien presuntamente ordenó estos hechos para vengar el homicidio de uno de sus distribuidores, ultimado por una banda rival con la que disputan la venta de droga.

En esta misma situación se encuentra un sujeto que solo es identificado como El Antúan. Las autoridades cuentan con indicios de que estos dos presuntos líderes de la banda dedicada al narcomenudeo tenían domicilios en las delegaciones Gustavo A. Madero y Venustiano Carranza.

De igual forma, la Fiscalía Antisecuestro busca a Iván Cañas, El Cañas, otro supuesto dirigente, y a Ismael García Polo, El Polo, gerente del bar Heaven, quien de acuerdo con diversas declaraciones ministeriales habría delatado a los jóvenes.

Sin embargo, según autoridades de la procuraduría capitalina, también está pendiente la captura de personas que perpetraron materialmente las ejecuciones de las personas encontradas en una fosa clandestina en Tlalmanalco.

Según la pesquisa, sicarios originarios de Durango perpetraron el multihomicidio y dieron instrucciones sobre la manera en que debían desmembrar y sepultar los 13 cuerpos.

Declaraciones de detenidos revelan que los sujetos de Durango asesinaron a la mayoría de los plagiados.

Detallaron incluso que los sicarios dieron instrucciones para cavar la fosa en el rancho La Negra, la manera en que debían seccionar los cadáveres y eligieron los químicos que debían rociarse para evitar que fueran encontrados por perros entrenados por la policía.