Broma de mal gusto genera movilización de militares y policías

Una llamada al 066 advirtió sobre presencia de "objeto extraño"; no era explosivo
Personal del Ejército se mantuvo al tanto del posible explosivo.
Personal del Ejército se mantuvo al tanto del posible explosivo. (Foto: Javier Conde)

Tlaxcala

Alrededor de las 18:00 horas, se recibió una llamada al sistema de emergencias 066 en la cual advertían sobre la presencia de un "objeto extraño", lo que generó una fuerte movilización policiaca y de elementos del Ejército Mexicano.

Los hechos sucedieron en el lugar conocido como La Virgen, frente a la estatua de Tlahuicole, donde se encuentra una gasolinera. La zozobra perduró entre los transeúntes y vecinos del lugar.

Al respecto, Francisco Galindo Bocardo, director operativo de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), precisó que fue  necesario acordonar la zona y desde luego, evacuar a los trabajadores de esta empresa.

Al filo de las 19:00 horas arribó el Ejército Mexicano, cuyos elementos comenzaron a realizar las labores correspondientes a fin de determinar sí el objeto se trataba de un explosivo.

Según, Galindo Bocardo señaló que la llamada se recibió cerca de las 05:45 horas de una persona que dijo que unos sujetos aventaron un objeto junto a la gasolinera Servicio Ocotlán, por lo que de inmediato se acordaron los protocolos se seguridad.

Después de las labores de inspección y de que militares confirmaron de que los perros "rastreadores" no olfatearon algún explosivo pero que era necesario asegurarse de lo anterior.

Por ello, elementos del cuerpo de bomberos trabajaron en el lugar de los hechos con el objeto de identificar sí dicho objeto no era un artefacto. La circulación se vio afectada en varios puntos de la capital del estado.

De acuerdo con la SSPE en un principio se acordonó un perímetro de 30 metros para evitar alguna desgracia y posteriormente, fue ampliado para determinar el contenido del mismo.

Una vez que se procedió a realizar seis detonaciones sobre el objeto en cuestión determinaron que no había peligro y se levantó el operativo.

El secretario de Seguridad Pública, Orlando May Zaragoza argumentó que "todo se trató de una broma de mal gusto" y que se revisarán los vídeos de vigilancia de la zona para saber la identidad de los sujetos causantes de esta movilización.