Fechorías mundialistas

La policía brasileña ha detenido por lo menos a seis chilenos por robo, cinco peruanos por reventa de boletos y un mexicano por narcotráfico.

Ciudad de México

A pesar de que el Mundial significa festejos y apoyo a la selección de su país, algunos lo aprovechan para delinquir. La policía de ese país ha detenido a cinco peruanos  revendedores de entradas, a seis chilenos por robo, a un mexicano por narcotráfico, y otros más no fueron arrestados, pero aprovecharon para robarse unas cervecitas.

José Díaz Arajas, presunto traficante de metanfetaminas en la ciudad de Guadalajara, fue detenido la noche del lunes por la policía brasileña, en el aeropuerto de Río de Janeiro, cuando pretendía tomar un vuelo con destino a Fortaleza.

La policía revisó sus pertenencias y encontró entradas para el partido Brasil-México.

Otras personas que se dieron a conocer en pleno Mundial fueron unos hombres con playeras de la selección mexicana grabados en el momento en que sacaban cervezas de una hielera.

El video fue subido a YouTube y describe: "fans mexicanos son filmados robando cervezas en Brasil. Vergüenza total". 

Quienes también no se salvaron, fueron cinco peruanos que el sábado 14 de junio la Policía Militar de Brasil acusó de revender entradas para el partido entre Colombia y Grecia.

Las tres mujeres y dos hombres estaban en las inmediaciones del estadio Mineirao. Cuando fueron sorprendidos por la policía, ellos argumentaron que en Perú se dedicaban a la reventa y nunca habían sido detenidos por eso. No investigaron que en Brasil pueden recibir una pena de hasta cuatro años de cárcel.

El fin de semana pasado la policía civil de Brasil detuvo por robo a cinco chilenos en el centro comercial Shopping Leblon, mientras otro intentaba supuestamente asaltar al interior del FIFA Fan Fest.

Dos de los detenidos tienen órdenes de aprehensión.