"El botón de pánico nació muerto"

El presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad en Saltillo manifestó que la respuesta de las autoridades no es la esperada, al tardar media hora en dar apoyo que debe darse en tres minutos.

Saltillo, Coahuila

Armando Gutiérrez, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad en Saltillo, indicó que “el botón de pánico nació muerto” y señaló que además de la tardanza con la que acuden los elementos de seguridad a las llamadas de auxilio, las operadoras de la línea de Emergencia 066 ofrecen una mala atención.

Comentó que el número de emergencia posee demasiadas fallas y quejas de los ciudadanos, que argumentan que no se cumple con su función, además de que cuando se presenta una urgencia, en ocasiones nadie atiende el teléfono, y cuando lo hacen nadie acude al llamado de auxilio.

En el caso del botón de pánico, apuntó que el fallo radica en la ineficiencia del sistema, pues la respuesta de las autoridades no es la esperada, lo que provoca que ya no sea una opción para los dueños de comercios.

Sin precisar una cifra concreta, Armando Gutiérrez declaró que en la administración anterior se contaba con mil botones de pánico, de los cuales se llegaron a colocar muy pocos, además de que el costo de mantenimiento era superior a los 200 pesos mensuales.

También expuso que al momento de solicitar ayuda, que supuestamente llegaría en un máximo de tres minutos, los elementos de seguridad tardaban hasta 30 minutos en acudir al llamado.