Boda termina a machetazos

Los ánimos se comenzaron a hacer negros cuando invitados se embriagaron; los afectados perdieron mucha sangre de traslado al hospital.
Juan Edgardo Cervantes fue lesionado en el tórax.
Juan Edgardo Cervantes fue lesionado en el tórax. (Milenio)

Pánuco

Tres sujetos resultaron gravemente lesionados a machetazos, como recuerdo de una boda en un ejido de Panuco Veracruz; viejas rencillas que salieron a flote al calor de las copas, desencadenando este suceso, los heridos fueron trasladados a Tampico a bordo de una camioneta y después fueron canalizados a un nosocomio en ambulancias de la Cruz Roja.

Fue al filo de las 02:00 horas cuando una camioneta Ford Ranger color oro, arribó apresuradamente al puesto de socorros de la Cruz Roja de Tampico, al darse a conocer el incidente, de inmediato personal de guardia y varios paramédicos, se dieron a la tarea de prestar los primeros auxilios a los lesionados, quienes por la magnitud de las heridas habían perdido mucha sangre poniendo en riesgo sus vidas, por lo que se debieron efectuar rápidas maniobras para estabilizarlos y colocarlos en camillas para ser trasladados de urgencia al hospital general Carlos Canseco.

Los lesionados identificados como Juan Edgardo Cervantes de 32 años de edad, José Ángel Jerez Contreras de 28 años de edad y Mauro Galván Hernández de 23 años de edad todos con domicilio en el ejido Miradores perteneciente a la Congregación Copoy en el municipio de Panuco, presentaban impresionantes heridas de arma punzocortante en diferentes partes del cuerpo, producto de una fiera riña que se desencadenó en un domicilio en donde se estaba registrando una boda.

Nerviosos, varios familiares de los lesionados que viajaron en la unidad en que fueron trasladados, manifestaron que todo había ocurrido muy rápido, ya que por cuestiones que se desconocen entre los asistentes al festejo se inició una agria discusión y eso dio pie para que en cuestión de segundos se desencadenara la reyerta que trajo con resultado varias personas lesionadas, tres de las cuales por su gravedad, fueron canalizados en una camioneta al puerto de Tampico para ser atendidos por personal médico especializado, ya que su vida estaba comprometida.