Blindan Feria de Texcoco con más de 500 policías

Aunque los organizadores aclaran que la alcaldía no es zona roja, decidieron resguardar sus actos con agentes privados, municipales, estatales y hasta federales, además de una oficina del MP, ...
Calculan que en los 23 días que durará asistan a los actos cerca de un millón de visitantes.
Calculan que en los 23 días que durará asistan a los actos cerca de un millón de visitantes. (Cuartoscuro)

Estado de México

La versión 33 de la Feria del Caballo de Texcoco abrió el primero de sus 23 días de trabajo con la tradicional bendición a los comercios.

Sin embargo, dadas las circunstancias de inseguridad que han definido la situación del Estado de México en los meses recientes, el padre Felipe de Jesús González, rector nacional de la iglesia Cristo Rey, extendió su bendición a los elementos responsables de la seguridad del lugar.

Este cuerpo de policía privada, dependiente del patronato organizador de la feria, está integrado por 100 uniformados, quienes se distinguen visualmente por su uniforme rojo.

Su coordinador, Marcos Silva, explicó las funciones que realizarán dentro del lugar al cual, calculan, llegarán casi un millón de visitantes:

"Nosotros no podemos repeler ninguna agresión, los muchachos están capacitados para someter, no para golpear. En las puertas de acceso llevarán a cabo una revisión física a cada visitante, expositor y comerciante. En caso de encontrar un arma de fuego, el dueño de la misma quedará a disposición de las autoridades competentes", detalló. Tampoco se permitirá el ingreso de armas blancas o botellas.

Su grupo está bajo las órdenes de las policías municipal y estatal quienes trabajan de manera coordinada aunque se distinguen, respectivamente, por colores
y logotipos.

Los primeros visten de azul marino; los segundos portan, además, una banda verde fosforescente. Ambos grupos portan armas cortas, aunque a partir de hoy otros más llevarán rifles R15.

Durante los días fuertes (jueves a domingo) Silva contará con 150 elementos, la policía municipal con 100 y la Secretaría de Seguridad Ciudadana enviará 300.

En los días tranquilos (lunes a miércoles) el número se reducirá por ser considerados de baja afluencia. Dentro de la feria hay también una oficina de Ministerio Público, cuanto ambulancias y dos consultorios médicos.

Pablo Ledesma, subdirector operativo regional en Texcoco, quien fungirá como responsable de la policía estatal, afirmó que dentro de la feria los patrullajes a pie se llevarán a cabo por cuadrantes. El objetivo será poner especial atención en la plaza de toros y los palenques, donde se concentrará la mayor parte del público.

No obstante, para las autoridades el foco rojo de la feria será el consumo de alcohol. "Los principales problemas los va a provocar la gente que tome en exceso", aseguró el funcionario.

Operativo externo

Agustín Miranda, director de Seguridad Pública en el municipio, aseguró que "en la periferia del lugar trabajaremos también con entre 20 a 30 uniformados de la Policía Federal, quienes realizarán cordones de seguridad en tres puntos: la carretera federal a Tlaxcala, Los Reyes-La Paz y la México-Texcoco".

Precisó que pese al operativo, Texcoco es una demarcación tranquila en comparación con Ecatepec, Cuautitlán Izcalli y Nezahualcóyotl.

"También lo son nuestros vecinos Chiconcuac, Chiautla y Atenco. No estamos considerados como zona roja. Tan es así que Damián Canales Mena, el nuevo secretario de Seguridad Ciudadana en el estado, no tiene contemplado traer elementos a Texcoco y si los trae ¡bienvenidos sean!".

El patronato

La Feria del Caballo es organizada por un patronato formado por empresarios locales, cuyo presidente es Jorge Luis Cortés Soto.

De acuerdo con la página oficial de la feria, en 1987 "el gobierno estatal donó los terrenos del rancho El Consuelo... y en 1990 se estrenó el recinto" actual.

Las autoridades locales dan la concesión para la organización de la feria y ésta cuenta con el patrocinio de varias empresas.