Bienes arrebatados al ‘narco’, a precio de ganga

Un motel en Zacatecas ofertado en $419 mil, una camioneta Cadillac en $60 mil y una casa en Villas de Salvarcar, Chihuahua, en $61 mil, entre los artículos que cualquiera puede comprar.

México

Un motel en Zacatecas con valor de 419 mil pesos, una camioneta Cadillac en 60 mil pesos, una casa en Villas del Salvarcar en Chihuahua por solo 61 mil pesos y hasta un aparato para liposucción por 5 mil pesos son algunos de los artículos que cualquier persona puede comprar en una subasta o licitación del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

Actualmente tiene bajo subasta electrónica 69 mil toneladas de mineral de hierro de los decomisos en los patios del puerto de Lázaro Cárdenas y que provenían de minas bajo control de Los caballeros templarios.

El SAE administra poco más de 20 millones de bienes, de los cuales 70 por ciento se encuentra bajo proceso judicial.

“Tenemos 70 por ciento de los bienes bajo proceso judicial, en alguna averiguación previa o ante juez en proceso jurídico por amparos. Tenemos bajo administración poco más de 20 millones de bienes. No se pueden vender, pero con base en la Ley del SAE pueden ser utilizados por la administración pública en depositaría, uso en comodato que pueda servir a una entidad gubernamental”, explicó Alonso Carriles, director corporativo de bienes del SAE.

Hace ocho meses, el organismo implementó un programa a través de un tablero, que permite tener mejor control de los bienes, saber dónde están, cuánto tiempo tienen y tomar decisiones que maximicen su valor.

En el caso de los bienes que son transferidos por la Procuraduría General de la República al SAE, por tratarse de propiedades cuyo origen es el narcotráfico, se asigna vigilancia para su resguardo hasta que las autoridades ministeriales determinan que es posible venderlos y sus recursos ingresan a las arcas de la Tesorería de la Federación.

Si se trata de decomisos, se reparte conforme lo establece la ley a distintas dependencias. Hay ocasiones en las que ese tipo de bienes son devueltos a sus propietarios, siempre y cuando haya una orden judicial que lo sustente.

Los artículos de alto costo, como obras de arte, valuadas en millones de pesos, se encuentran bajo resguardo en bóvedas que tienen acceso restringido y al sitio solo se puede accesar bajo la vigilancia del órgano de control interno.

“No hay posibilidad de que se pierdan estos artículos. Todo lo que es transferido al SAE sabemos perfectamente en dónde se encuentra ubicado”, señaló Carriles.

MILENIO tuvo acceso al funcionamiento del tablero de control que supervisa, a través de 240 cámaras, los almacenes que tiene el SAE en todo el país. Los bienes que tiene bajo su administración provienen de las aduanas, la Procuraduría General de la República y la Tesorería de la Federación.

En tiempo real es posible observar imágenes de las cámaras que vigilan el movimiento en los almacenes. Además, se tiene ubicado cada uno de los bienes en poder del SAE y el almacén en que se encuentran.

“No solo lo detectamos digitalmente a través del tablero de bienes, también podemos hacerlo físicamente al ver la operación que se está realizando y eso nos permite asegurar que los bienes no se quedan en los almacenes, sino que de manera proactiva detectamos si algo debe salir a venta, mediante licitaciones o subastas. Los que van a donación, para que estén listos, así como los que deben ser destruidos y que éstos salgan lo más rápido posible”, explicó el funcionario.

Actualmente, más de 90 por ciento de los bienes bajo la administración del SAE no tiene más de 18 meses en almacenamiento. Menos de 2 por ciento tiene 10 años bajo resguardo.

La estrategia busca que en este año se concluya la venta, vía subasta o licitación, de 10 por ciento de los bienes que están en alguno de los almacenes desde hace más de año y medio.

Cuando un artículo llega a la oficialía de partes del SAE se determina si será vendido mediante subastas, donado a estados y municipios o destruido por tratarse de mercancía ilegal, como juguetes con plomo, ropa y máquinas tragamonedas, entre otros.

Hay estados en los que hay mayor número de bienes. En el noroeste, debido a las aduanas. En el occidente, resultado de decomisos que realiza la PGR. “Hay un mayor aseguramiento de bienes y eso se refleja en el mapa”.

Cuando se trata de decomisos de ropa, calzado y blancos, éstos son utilizados para apoyar a estados y municipios en caso de contingencias. En menos de 48 horas es posible embarcar los artículos para donarlos cuando hay declaratorias de emergencia.