Queman a bebé en incubadora del IMSS Gómez Palacio

La pequeña nació con Síndrome de Down 12 de mayo. Su mamá se alarmó cuando no permitieron verla y la lograrlo tenía su brazo vendado. El personal médico prometió una cirugía que no se ha cumplido.

Gómez Palacio, Durango

Una bebé recién nacida terminó con quemaduras de tercer grado en su brazo derecho, dedos y el costado del mismo lado, tras un problema en la incubadora en la que fue colocado en la Clínica 51 de Seguro Social de Gómez Palacio.

Fue la noche del 12 de mayo cuando Karina dio a luz a una bebé. Daniela nació con Síndrome de Down y tras una serie de complicaciones, tuvieron que colocarla en la incubadora para que terminara su desarrollo.  

Fue hasta el día siguiente que al permitirle a Karina ver a su bebé, que se percató que la pequeña tenía vendado su brazo.

“Suficiente tenemos ya con las complicaciones por ser una bebé especial, como para que ahora tenga que hacerle un injerto por una negligencia médica de la que no se quieren hacer responsables”.


Por lo que cuestionó al personal de enfermería así como al Jefe de Pediatría, al que sólo conoce como el Doctor Moreno, sobre la venda del brazo y le dijo que había terminado con una quemadura insignificante tras un problema en la incubadora.

Karina comenzó a sospechar que algo ocurría, ya que no le permitían tener a su bebé y al hablar con un Pediatra distinto de la misma clínica, le preguntó que si estaba enterada de la gravedad de la lesión de Daniela, desconociendo su madre de qué se trataba.

A decir del mismo personal, no se percataron del daño hasta que la incubadora comenzó a hacer un ruido extraño y al acudir las enfermeras a ver lo que sucedía, encontraron a Daniela, con las lesiones, retirándola de inmediato y auxiliándola.

Tras entablar conversación Karina con el Doctor Moreno y exigir una atención para su pequeña, la canalizó con la médico cirujano plástico, quien les indicó que habría que intervenir a la bebé para poder hacerle un injerto en su brazo.

Ya pasaron dos semanas del alumbramiento de Karina y es tiempo en que Daniela, aún no recibe la atención médica debida, ni alguna autoridad médica se hace responsable por dicho caso.

El director de la clínica 51, al hablar con Karina, en primera instancia dijo desconocer el caso y posteriormente asegurarle que no era de gravedad. Incluso han surgido comentarios entre las enfermeras como: "Qué valiente fue su hija al no llorar con tremenda quemadura".

Karina, no había dado a conocer su caso ya que fue el mismo personal médico quien le aseguró que tendría toda la atención debida su bebe sin la necesidad de hacer “grande” la situación.

Sin embargo, ante el transcurso de dos semanas y luego de una serie de impedimentos para operar a Daniela, quien nació pesando tres kilogramos, su madre pide apoyo para que se haga justicia.

Karina no ha acudido ante el agente del Ministerio Público para interponer una denuncia debida, ya que apenas salió del hospital, se la ha pasado en visitas a la clínica 51 y a la 46 del IMSS, donde en esta última habrán de operar a su bebé.

Sin que hasta el momento ninguna persona se haga cargo por las lesiones con las que terminó la pequeña quien permanece internada en la clínica de Chapala.