'Barrido' en 15 municipios, hasta encontrar a 'La Tuta'

Para llegar al primer círculo del narcotraficante fue necesaria la captura de siete de sus cómplices más cercanos .
Fuerzas federales recorrieron la Tierra Caliente durante meses.
Fuerzas federales recorrieron la Tierra Caliente durante meses. (Jorge Carballo)

Michoacán

Para lograr la captura de Servando Gómez Martínez, La Tuta, que puso fin al cártel de Los Caballeros Templarios en Michoacán, fueron necesarios operativos en al menos 15 municipios de la Tierra Caliente entre febrero y noviembre del año pasado, además, 3 mil 100 órdenes de aprehensión, entre ellas, 352 contra funcionarios públicos.

Así lo revelan informes de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán, que detallan que para llegar hasta el primer círculo del narcotraficante detenido el pasado 27 de febrero y desmantelar a la organización criminal, fue necesaria la captura de siete de sus más cercanos, además de su hija Alejandra Sayonara Gómez Patiño y su esposa, Ana Patiño López. Cuatro días después de la captura de La Tuta fue detenido Sergio Huerta, El Tena, lugarteniente del narcotraficante.

La información proporcionada por la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, detalla que los operativos para la captura del líder de Los Templarios inició en febrero de 2014 con la puesta en marcha del Plan Michoacán en el que fuerzas federales lograron ubicar el rancho Fortaleza Anunnaki, propiedad de Nazario Moreno El Chayo, en la comunidad de Las Bateas en Apatzingán. Ahí fueron detenidos siete integrantes de la organización criminal.

Entre el 27 de febrero y el 14 de noviembre de 2014, los operativos para dar con La Tuta se concentraron en La Piedad, La Huacana, Apatzingán, Jiquilpan, Sahuayo, Lázaro Cárdenas, Arteaga, Tumbiscatío y Coalcomán, entre otros municipios. Se logró la captura de siete personas del círculo cercano de Gómez, tres de ellos halcones.

El 23 de octubre de 2014 se detuvo a Ana Patiño López, esposa de La Tuta, y dos días después fue capturada su hija, Alejandra Sayonara Gómez Patiño.

De enero de 2014 a la fecha, se ha ejercido acción penal contra 352 servidores y ex servidores públicos estatales y municipales. Los delitos van desde halconeo hasta extorsión, secuestro, homicidio, violación, enriquecimiento ilícito y peculado.

Destacan el ex secretario de Gobierno de Michoacán, Jesús Reyna; el ex diputado José Trinidad Martínez Pasalagua, así como los alcaldes de Apatzingán, Huetamo, Lázaro Cárdenas, Charapan, Tacámbaro, Aguililla y Pátzcuaro.

Entre los negocios vinculados a Los Templarios que fueron desmantelados se encuentra una destiladora clandestina que abastecía bares, y distribuidoras de vinos, además, una comercializadora de tabaco de dudosa procedencia en Zamora.

Entre enero y diciembre de 2014 fueron desmantelados ocho laboratorios y una bodega en los municipios de Apatzingán, Salvador Escalante, Uruapan y Morelia, donde fue asegurada una tonelada de psicotrópicos y diferentes cantidades de percusores químicos.

Desde el arranque del Plan Michoacán y la desaparición de los autodefensas que sumaba más de 5 mil civiles armados movilizados en más de 20 municipios del territorio michoacano, se logró integrar a 895 a la Fuerza Rural, que se mantiene activa en 24 comisarías de las seis regiones del estado.

El mando especial para la seguridad en Michoacán, Alfredo Gurrola, nombrado a la salida de Alfredo Castillo, aseguró la víspera que, con base en reportes de inteligencia, el cártel de Los caballeros templarios se encuentra totalmente desmantelado.