En operativo cuatro bares de Lerdo fueron clausurados

Autoridades de la Vicefiscalía Región Laguna, informaron que los negocios no contaban con los permisos necesarios, la mayoría para la venta de alcohol.
El primero de los Bares que fue asegurado, de nombre “Bar Corona Brisa”.
El primero de los Bares que fue asegurado, de nombre “Bar Corona Brisa”. (Cortesía)

Lerdo, Durango

Tras no contar con los premisos necesarios para poder operar como bares o cantinas, cuatro negocios de este giro en el municipio de Lerdo, fueron clausurados por personal de seguridad.

Lo anterior se dio a conocer por las autoridades de la Vicefiscalía Región Laguna, quienes explicaron que como parte de las estrategias de seguridad, continúan con una serie de revisiones de bares en Gómez Palacio y Lerdo y durante una serie de operativos llevados a cabo en Ciudad Jardín, se lograron ubicar cuatro negocios que no contaban con los permisos necesarios, la mayoría para la venta de alcohol.

El operativo fue encabezado por personal de la Dirección Estatal de Investigación (DEI), quienes junto con personal del Ejército Mexicano y acompañados por agentes del Ministerio Público, comenzaron las revisiones en negocios del municipio en el que además de revisar los permisos para operar, examinaron el interior de cada uno de los negocios así como se entablaron conversaciones con algunos de los clientes.

Autoridades Ministeriales explicaron que para poder reabrirlos es necesario mostrar los permisos debidos y que de no hacer caso a las indicaciones, podrían realizarse multas que ascienden a fuertes cantidades de dinero.

El primero de los Bares que fue asegurado, de nombre “Bar Corona Brisa”, localizado en la Prolongación Matamoros y Periférico, el cual se aseguró ya que no contaba con el permiso de alcoholes vigente.

Posteriormente les siguieron “El Mini Cervecero”, ubicado en Aldama, de la colonia centro, “El Caporal”,  en la avenida Morelos y el bar de nombre “Marín”, localizado en la calle Aldama, también de la zona centro.

Los tres bares fueron clausurados ya que no contaban con permisos vigentes para la venta de alcoholes, por lo que habiendo puesto al tanto al personal como a los clientes, a quienes se les pidió salir, se colocaron los sellos de clausura.

Las autoridades Ministeriales explicaron que para poder reabrirlos es necesario mostrar los permisos debidos y que de no hacer caso a las indicaciones, podrían realizarse multas que ascienden a fuertes cantidades de dinero, tras no encontrarse en regla.

Al continuar con las revisiones, no fueron detectadas mayores anomalías por lo que podrá ser esta misma semana cuando de nueva cuenta se les otorgue el permiso para abrir.