Bar en Durango es cerrado al resultar baleado un empleado

Un elemento militar vestido de civil accionó su arma en el interior y lo lesionó. La gerencia dice que el sujeto fue echado del lugar previamente y regresó armado a atacar al trabajador.  

Durango, Durango

Luego que fuera clausurado el Bar Modelo en el complejo turístico "Paseo Constitución", porque un militar vestido de civil detonó su arma de fuego en el interior y lesionó a una persona, se habló por parte de las autoridades que se deberían de cambiar los protocolos de seguridad para evitar este tipo de incidentes.

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública en el Ayuntamiento de Durango, José Luis Cisneros Pérez, comentó que la cantidad de consumo dentro de los bares es responsabilidad del administrador, según lo marca el reglamento.

"Para nosotros sí es una alerta porque no queremos que vuelva a suceder lo que hace algunos años atrás, que era cotidiano", sostuvo.

La gerencia dice que el sujeto fue echado del lugar y regresó armado a lesionar al empleado 

También aseguró que la seguridad del lugar es responsabilidad de los dueños del negocio, "por ahí algo no está funcionando. Estas son cosas que como Comisión de Seguridad Pública debemos de vigilar, además de la Dirección de Inspectores".

Por su parte, el Juez Administrativo de Durango, Juan Mejorado Oláguez, recordó que a la persona que hizo las detonaciones, se le conminó a guardar la compostura en el lugar, pero no hizo caso, y luego de ser echado del lugar por molestar a unas mujeres en el baño del lugar, regresó con el arma con la que hizo los disparos e hirió a un trabajador del bar.

Explicó que en tanto el Ministerio Público dio fe de los acontecimientos, se cerró el sitio de manera preventiva para que se realicen las investigaciones necesarias.

Mejorado Oláguez, asentó que hasta que se concluya con el cotejo de prueba se podrá dar un veredicto sobre lo acontecido en el lugar.

Por su parte, la gerencia del lugar, dio a conocer un documento en el que se narra la situación y donde un sujeto de nombre Hilario, fue echado del lugar y luego regresó con una arma a tomar represalia con el trabajador Juan Carlos García, quien le pidió saliera del lugar.

Se informó que tras el forcejeo una bala perdida rosó el costillar del empleado, quien fue llevado al hospital para que recibiera la atención médica necesaria.