Baja a policías de Tula por reprobar examen de control de confianza

No cumplir con la prueba de control constituye un desacato con el convenio que se tiene con el Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad, lo cual causó la baja de 45 policías.
El 90 por ciento de los uniformados despedidos son hombres.
El 90 por ciento de los uniformados despedidos son hombres. (Archivo)

Tula de Allende

El gobierno municipal de Tula de Allende, a través de la Oficialía Mayor, notificó a 45 elementos de la Secretaria de Seguridad Pública y Tránsito, de su cese de la corporación policiaca por no acreditar el dictamen de la prueba de control de confianza.

El 90 por ciento de los elementos despedidos son hombres mientras que el resto corresponden a mujeres, de los dos turnos.

Debido a que aún no concluyen las pruebas de control de confianza, en los próximos se prevé el recorte de más uniformados.

La justificante de la corporación policiaca que encabeza, Ángel Carlos Benítez Olivares, es que muchos de los oficiales no quisieron someterse a la citada prueba, ni mucho menos mostraron interés para capacitarse.

El no cumplir con la prueba de control, según el mando policiaco, constituye un desacato a lo estipulado en el convenio de colaboración con el Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública, lo que podría en riesgo el Subsidio para la Seguridad Municipal (Subsemun).

Tal situación ha generado inconformidad entre algunos ex elementos de seguridad, ya que aseguran que la autoridad no les quiere liquidar lo justo. Algunos de oficiales, estudian la posibilidad de demandar a la autoridad municipal ante la estancia jurídico-laboral, por supuesto despido injustificado.

Aunado a esto, aseguran que el gobierno local no ha sido transparente en los argumentos que utilizó para darlos de baja de la corporación. Es decir no les mostrado pruebas palpables que justifiquen que efectivamente no aprobaron la prueba de control de confianza, por lo que no destacan la posibilidad, que dé tras de todo esto haya decisiones unilaterales.

Más aún porque aseguran que fueron amenazados de que si no firmaban inmediatamente sus renuncias, sería boletinados para que no los aceptaran en otras corporaciones policiacas de la región.

Quienes se limitaron a revelar sus identidades “para no confrontarnos con el gobierno”, indicaron que se vieron en la necesidad de aceptar las presiones de los funcionarios.

Señalaron al titular de la oficialía mayor, Juan Carlos Rodríguez, así a personal de la tesorería de recurrir a estas intimidaciones para lograr su propósito: cesarlos.

Los oficiales de mayor antigüedad en la corporación (14 años) se negaron a firmar sus renuncias, al argumentar que lo que les ofreció el gobierno local, no va acorde con el tiempo que prestaron sus servicios en seguridad pública.

Fue desde la noche de este jueves, cuando los policías fueron notificados que serían despedidos y desde entonces ha pasado uno por uno firmar sus renuncias para dar por finalizadas sus relaciones laborales con el poder ejecutivo municipal de Tula.

Cabe señalar el proceso de liquidación de los policías, se realizó de forma hermética, más aún porque este viernes la autoridad municipal lo tomo como descanso, es decir no trabajaron en presidencia.

Con el propósito de cubrir las vacantes dentro de la secretaria, se prevé ampliar hasta diciembre próximo el proceso de recepción de nuevos elementos de seguridad.

A NIVEL ESTADO

Respecto al tema de la confiabilidad de los agentes de seguridad, un total de 430 policías fallaron en las pruebas de control y confianza, pero a pesar de ello se mantienen en operaciones.

El secretario de Seguridad Pública de Hidalgo, Alfredo Ahedo Mayorga, dijo que los policías no han sido de baja debido a que la indemnización que les corresponde es muy elevada, pues en algunos casos los policías mantienen una extensa carrera.

Mencionó que la totalidad de la policía ha sido evaluada en confiabilidad y se ha rebasado la meta de evaluación establecida para este año y mantener los apoyos del gobierno federal.

En el tema del Mando Único, el jefe de la policía en el estado reconoció que existe un atraso a nivel nacional en comparación con otras entidades, aunque dijo se realizan estudios para lograr que los 84 municipios se integren al ordenamiento del gobierno federal, aunque dijo se han planteado algunas posibilidades para los agentes municipales.

CLAVES

De igual modo, el secretario de Seguridad señaló que el tema del Mando Único es complejo, pero destacó que se ha dado seguimos, se estudian propuestas y se elaboran más propuestas a los municipios.

“Hemos visto como han evolucionado entidades federativas que ya lo están haciendo y considero que ellos lo hacen nada más de papel se firman los convenios, hay entidades federativas que son pocos municipios y no hay problema, pero nosotros con los 84 municipios si tenemos problemas”.

Destacó que durante el 2012 se registraron 12 mil 309 robos, mientras en lo que va del año se ha tomado intervención en 11 mil 904 casos; mientras que en el caso del robo de vehículos también hubo una disminución del 15 por ciento ya que en el periodo anterior se registraron tres mil 153y actualmente dos mil 667.