PGJE ha reportado 364 autos ilegales

Homero Ramos, Procurador General de Justicia en Coahuila, detalló que se trata de unidades que han participado en algún tipo de accidente y que los dueños no pueden comprobar su legalidad.
Se espera que en Tamaulipas se registren 7 mil unidades nuevas en el año.
se trata de vehículos que han participado en algún tipo de accidente. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

En el tema del decomiso de autos ilegales en el Estado, el Procurador General de Justicia de Coahuila, Homero Ramos Gloria, detalló que en toda la entidad se llevan cerca de 364 vehículos, de los que tiene reporte la procuraduría, que se están poniendo a disposición de la autoridad fiscal.

Detalló que se trata de vehículos que han participado en algún tipo de accidente y los supuestos propietarios no han podido comprobar su legal estancia en el país.

Dijo que con la modificación del Código Penal, cualquier tipo de organización dedicada a la elaboración y distribución de placas de circulación no oficiales serán sujetos a detenciones, ya que se estaría incurriendo en un delito.

Quienes sean sorprendidos fabricando o repartiendo placas no oficiales, será detenidos en un período de 48 horas.

“Cualquier placa que no sea la lámina que expide la autoridad fiscal correspondiente, es ilegal”, expuso.

Comentó que se atenderá puntualmente cualquier denuncia sobre situaciones de esta naturaleza, por la delegación.

Agregó que espera que la autoridad fiscal de la pauta para que puedan interferir en el tema.

Con la reforma que entró en vigor en la entidad el primero de octubre, quienes sean sorprendidos fabricando o repartiendo placas no oficiales, será detenidos en un período de 48 horas, en donde se reunirán las pruebas para su consignación.

La reforma al artículo 294 bis del Código Penal del Estado, contempla sanciones de seis meses a cuatro años de cárcel para quien realice y distribuya placas, engomados, tarjetas de circulación o cualquier otro documento no oficial, que sirvan para identificar vehículos.

De acuerdo con el gobernador del Estado, la reforma se dio por cuestiones de seguridad y de protección de la industria mexicana automotriz y no con fines recaudatorios.