Autoridades de Jalisco, en la mira del crimen organizado

En dos semanas hubo atentados contra seis policías, un mando, dos empleados de la fiscalía y un presidente municipal.
El lugar del atentado contra el alcalde de Ahualulco, el 2 de marzo.
El lugar del atentado contra el alcalde de Ahualulco, el 2 de marzo. (Nacho Reyes | Archivo)

Guadalajara

En 17 días integrantes de grupos delictivos atacaron a seis elementos de las fuerzas de seguridad, dos trabajadores de la Fiscalía y al alcalde de Ahualulco. Ayer el comandante de la Policía de Zapotlanejo sufrió un atentado.

No pasó ni un mes de que un grupo de hombres armados asesinaran al supervisor de la policía de San Pedro Tlaquepaque, Francisco Javier Alejo Rodríguez, y sus dos escoltas, y ya se registraron otros dos ataques contra elementos de la corporación.

Luego del atentado que ocurrió la madrugada de este sábado contra el comandante de Zapotlanejo, Joel Fernando Barrera Velázquez, la Fiscalía General del Estado (FGE) desplegó un operativo por la zona del Álamo, en el municipio de Tlaquepaque, informó ayer el titular de la dependencia, Jesús Eduardo Almaguer Ramírez.

Indicó que entraron en operación al momento de que se solicitó el apoyo por parte de los escoltas del comandante, Fernando Barrera, y aseguró que toman acciones contundentes para combatir a la delincuencia organizada en la entidad.

"Vamos a ser más contundentes en la desarticulación de estas organizaciones en Guadalajara. Por supuesto que hubo un operativo hacia el Álamo Industrial, operamos todo desde el primer minuto que él pidió el apoyo y estaré platicando con las autoridades municipales de Zapotlanejo. De hecho ya tenemos una investigación de la zona y vamos a seguir trabajando", comentó Almaguer.

Agregó que la lucha contra el crimen organizado continúa "con acciones por aire y tierra, trabajo de inteligencia, investigación y puedo decirles que tenemos la información, los instrumentos para ir desarticulando a este grupo delictivo que durante años ha afectado al estado".

Las agresiones

El 24 de febrero pasado, en una "una agresión directa" contra tres agentes de la policía de Tlaquepaque que circulaban en un vehículo oficial por avenida Revolución, fueron asesinados el supervisor de la corporación Francisco Javier Alejo Rodríguez, además de sus dos escoltas Daniel Río Chávez y José de Jesús Hernández Centeno.

El momento de la emboscada fue captado por un testigo en un video que circuló por las redes sociales. Hasta el momento, aunque las investigaciones avanzan, no hay detenidos por este hecho.

Seis días después, el 1 de marzo, cuando salían de su domicilio en un automóvil para dejar a su hijo de dos años en la guardería, una pareja, ambos elementos de la Fiscalía General del Estado, fueron asesinados a balazos. El conductor del vehículo fue identificado como Ricardo Rivera Dorado, de 38 años, mientras que en el asiento del copiloto quedó tendida su esposa Blanca Celia Hernández Sámano.

Al día siguiente de la agresión contra los elementos de la FGE, fue atacado a balazos cuando se dirigía a su domicilio el alcalde de Ahualulco de Mercado, Víctor Eduardo Castañeda Luquín, junto con un escolta, quienes salieron ilesos gracias a que la camioneta en que transitaban estaba blindada, misma que le fue proporcionada por la FGE. De acuerdo con testigos, varios sujetos en dos vehículos les dispararon en reiteradas ocasiones.

La noche del viernes, el titular de Seguridad de Zapotlanejo fue interceptado a la altura de la antigua caseta de cobro en la autopista a ese municipio por hombres con armas largas, mismas que accionaron contra la unidad del mando policial que logró repeler la agresión y salir ileso.