"Autodefensas" bloquean caminos en Michoacán

Acuitzio, Uruapan, Apatzingán, Zamora, Carácuaro y Ziracuaretiro, los municipios afectados; guardias ciudadanos exigen una mayor coordinación para lograr la captura de delincuentes.
Integrantes de las guardias ciudadanas se apostaron en varios puntos del territorio michoacano.
Integrantes de las guardias ciudadanas se apostaron en varios puntos del territorio michoacano. (Quadratín)

Michoacán

Integrantes de la Fuerza Rural y de los hoy extintos grupos de autodefensa bloquearon accesos carreteros a diversos municipios de Michoacán.

Denunciaron la supuesta omisión y abandono del gobierno federal, al no contar con apoyo en cuestión de armamento ni para la implantación de operativos contra grupos criminales por lo que anunciaron el resurgimiento de las autodefensas en la entidad.

A partir de las 11:00 horas de ayer, grupos armados se trasladaron a los accesos de seis municipios, donde impidieron el libre tránsito de cientos de automovilistas que se quedaron varados o tuvieron que regresar al punto de partida.

Aunado a ello, las corridas de diversas líneas del autotransporte fueron canceladas por no contar con las condiciones de seguridad necesarias para brindar el servicio, lo que provocó malestar en cientos de usuarios que debieron esperar en las terminales de autobuses para desplazarse.

Se trata de los municipios de Acuitzio, Uruapan, Apatzingán, Zamora, Carácuaro y Ziracuaretiro, que por varias horas estuvieron incomunicados en sus tramos carreteros, en los cuales decenas de hombres armados, incluso niños y mujeres portando gruesos palos, impidieron el tránsito vehicular.

Según expresaron, la protesta fue en virtud del abandono sistemático del gobierno federal, el cual no ha respaldado a la Fuerza Rural para cumplir la tarea de hacer frente a los grupos criminales que operan en la entidad ni tampoco para atrapar a los líderes más visibles de Los caballeros templarios.

Precisaron que el objetivo es capturar a Servando Gómez Martínez, La Tuta,  lo cual no ha ocurrido por la falta de coordinación y respaldo por parte de las autoridades.

Destacaron que en este escenario, el resurgimiento de las autodefensas será inevitable, por lo que habrá desbandada en la Fuerza Rural, creada el 10 de mayo del presente año para constituirse en estos grupos armados.

Alrededor de las 17:30 horas, el comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo, anunció que tras dialogar con los inconformes los bloqueos fueron retirados, situación que no fue inmediata, pues tuvieron que transcurrir varios minutos para que se normalizaran las vías de comunicación.

“Informo que tras dialogar con funcionarios de @GobMichoacan manifestantes comenzaron el retiro de bloqueos en todos los municipios”, publicó en su cuenta de Twitter.

En tanto, el secretario de Gobierno de Michoacán, Jaime Oseguera, rechazó que vayan a resurgir los grupos de autodefensa y aclaró que la exigencia es únicamente para que haya mayor coordinación en las tareas de seguridad en el estado.

Los últimos reportes del conflicto fueron presentados alrededor de las 18:00 horas, cuando se confirmó la liberación de los tramos carreteros correspondientes a los municipios de Apatzingán, Carácuaro, Los Reyes, y Zamora.

Pese a las mesuradas declaraciones por parte del gobierno del estado, los bloqueos parecen ser una certera evidencia de la reaparición de las fuerzas de autodefensa, las cuales ya habían sido neutralizadas tras firmar un acuerdo con el comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo, en abril de este año. 

El surgimiento

En los primeros meses de  2014 los grupos ciudadanos se expandieron a toda la geografía michoacana tomando plazas, comunidades y municipios, pero en abril entraron en un proceso de disolución forzada que, a la postre, los transformó en dos nuevas corporaciones gubernamentales: Fuerza Ciudadana y Fuerza Rural.

En el año que termina las víctimas de homicidio doloso alcanzaron las cifras más altas de las últimas dos décadas, pues los datos oficiales reconocen que en los primeros 10 meses de 2014 se cometieron 823 asesinatos, 112 más que en el mismo periodo del año pasado y su nivel más elevado desde 1996.