Conductor cae a canal de riego por exceso de velocidad

José Luis Saldaña Alvarado de 34 años de edad viajaba junto con integrantes de su familia, cuando al tomar una pronunciada curva en las inmediaciones del ejido El Cambio, perdió el control del auto.
El conductor de un auto perdió el control y cayó al canal de riego en las inmediaciones del ejido El Cambio.
El conductor de un auto perdió el control y cayó al canal de riego en las inmediaciones del ejido El Cambio. (Milenio Digital)

Matamoros, Coahuila

La falta de precaución por parte de un conductor, fue la causa de que se fuera al canal de riego agrícola que pasa en las inmediaciones del ejido El Cambio, donde afortunadamente ninguno de los tripulantes resultaron lesionados.

El accidente se registró la tarde del lunes, en las inmediaciones de la comunidad rural, distante unos 30 kilómetros al norponiente de esta cabecera municipal, cuando el conductor, quien responde al nombre de José Luis Saldaña Alvarado de 34 años de edad con domicilio en el vecino municipio de Francisco I. Madero Coahuila, acompañado de varios integrantes de su familia, de manera repentina perdió el control del volante de su auto, uno marca Dodge, tipo Stratus, en color oscuro, modelo 2004 placas de una organización de protección al patrimonio familiar, FR 64 124.

Habitantes del lugar, solicitaron apoyo a través del Sistema Estatal de Emergencias, acudiendo elementos policiacos de la Fuerza Coahuila.

El circular a exceso de velocidad y una pronunciada curva de la carretera vecinal, que va aledaña al canal, fue el factor que provocó que el conductor perdiera el control y se fuera al fondo.

Afortunadamente el agua corre a la mitad, debido a que prácticamente se está terminando el ciclo de riego, lo que permitió que nada más quedara atorado..

Habitantes del lugar, solicitaron apoyo a través del Sistema Estatal de Emergencias, acudiendo elementos policiacos de la Fuerza Coahuila, quienes apoyados por una grúa sacaron al carro del canal.

También pidieron el apoyo de la Cruz Roja local, quienes enviaron una ambulancia y tres paramédicos, quienes sólo estabilizaron a los tripulantes del auto que sufrieron una crisis nerviosa por el hecho.