Aureoles: sin comisionado, se debe ayudar a Guerrero

Reconoce, sin embargo, que con esa figura comienzan a verse signos positivos en Michoacán, como el registro de autodefensas.
Militares y policías en un operativo de revisión vehicular en Chilpancingo.
Militares y policías en un operativo de revisión vehicular en Chilpancingo. (José I Hernández/cuartoscuro)

México

Silvano Aureoles,  coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, ofreció su respaldo al plan para abatir la violencia y la inseguridad en Guerrero, pero sin admitir la posibilidad de un comisionado federal para encabezar dichas acciones.

Opinó que algunas voces han magnificado el ataque armado contra el ex dirigente empresarial Pioquinto Damián el pasado martes en Chilpancingo.

“Se ha partido de supuestos o de magnificar hechos que no dejan de ser dolorosos y que hay que atenderlos, un foco rojo. Pero que hayan sucedido hechos como los del martes pasado y que a partir de ahí digan que hay que mandar un comisionado también a Guerrero, pues yo les diría con mucho respeto que le paren a eso, porque no es el caso, no es así”, advirtió Aureoles.

El gobernador de Guerrero, Ángel Heladio Aguirre, y el alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno, sostuvieron el pasado viernes un encuentro con el comisionado nacional de Seguridad Pública, Manuel Mondragón, para acordar un plan anticrimen para el estado, con mayor presencia de elementos federales.

Consultado al respecto, Aureoles indicó: “pues seguramente el gobernador (Aguirre) tiene los elementos de juicio para fijar esta postura que nosotros respaldamos, sin duda”.

—¿Estaría exagerando el gobierno federal con este plan? —le interrogaron los reporteros.

—No, porque el gobierno federal no ha anunciado que va a mandar comisionado; las voces de
los comisionados han sido de otra parte. Lo que el gobierno federal hizo, a petición del gobernador, fue trasladar para allá a los responsables de la seguridad nacional, seguridad pública en el ámbito nacional —respondió.

—Guerrero no necesita virrey, pues —se le insistió.

—Pues no necesita comisionado; yo no quiero calificar de virrey, en este caso, al comisionado (Alfredo Castillo) en Michoacán que, por cierto, debo decir que veo signos positivos, empiezan a verse resultados, sin que echemos campanas al vuelo o cantemos victoria de que ya se resolvió —atajó.

Aureoles estimó que el trabajo de Castillo apunta en buen sentido, como lo demuestra el acuerdo para institucionalizar a los grupos de autodefensa michoacanos.

“Y creo que ese es un paso fundamental, porque de lo contrario vamos a caer en un caos de justicia por propia mano y armados todos contra todos. Yo creo que esa ruta no le conviene a nadie”, señaló.

:CLAVES

EL PRIMER RECHAZO

El miércoles pasado, el gobernador Ángel Aguirre Rivero afirmó que en Guerrero no hace falta un comisionado federal de seguridad como en el caso de Michoacán.

Argumentó que hay una “marcada diferencia” entre los grupos de autodefensa y los policías comunitarios, pues éstos en su estado están ya credencializados y apegados a la ley.

En materia de seguridad, puntualizó, cada nivel de gobierno debe hacer su parte, aunque no “voy a esperar a que la Federación venga a resolver los problemas de mi estado”.