Aumenta registro de suicidios en la región

Hay alerta pues comparado con el periodo del año anterior solo una muerte se registró; en la actualidad el ahorcamiento es la opción más utilizada.

Tampico

Alarmante incremento de suicidios en la zona y la región, durante los primeros tres meses de este 2014 se registraron 12 personas fallecidas, la mayoría de las víctimas utilizaron la asfixia para acabar con su existencia; durante este mismo periodo pero del año pasado, solamente se contabilizó un deceso por este motivo y tres intentos más que gracias a la oportuna intervención de sus familiares lograron salvarles la vida.

A diferencia de años anteriores en donde los más propensos eran las personas jóvenes, en esta etapa fueron los adultos mayores quienes escaparon por la llamada "puerta falsa".

Según con los datos proporcionados por autoridades ministeriales, durante los primeros tres meses del 2013, solamente se tuvo el reporte de la muerte de una persona de la tercera edad, quien debido a una aguda depresión, ingirió varias pastillas (veneno para rata), la mujer de 65 años de edad, aun con vida fue llevada a las instalaciones del ISSSTE, sin embargo debido a la gravedad del envenenamiento, murió a las pocas horas.

Durante este mismo periodo, dos jóvenes más intentaron escapar por la "puerta falsa", al tomar raticidas, pero gracias a la oportuna intervención de sus familiares, lograron salvarles la vida, mientras que un sepulturero fue rescatado de las garras de la muerte por sus compañeros de trabajo, quienes lo encontraron colgado en medio del panteón municipal.

Para este año, las personas que decidieron ponerle punto final a su existencia, utilizaron el ahorcamiento, siendo un total de 9 las víctimas y uno más utilizó un arma de fuego para dejar este mundo.

De acuerdo con especialista en psicología y estrés postraumático, explicaron que las principales causas por las cuales las personas se ven orilladas a tomar esta fatal determinación, es por la falta de motivación por la vida derivado por la pérdida de un ser querido.

También pasa por la económico, en donde la víctima no encuentra otra salida a sus problemas de dinero y no ve otra alternativa que atentar contra su vida, sin pensar que esto acarreará más problemas a sus familias, tanto emocionales como económicas.

Una fuerte decepción amorosa acarrea una aguda depresión en los sentimientos que finalmente lleva al individuo a acabar con su existencia, además del entorno social en la que vivimos en la actualidad.

Mencionaron que este tipo de personas con algunos trastornos mentales, se pueden llegar a detectar ya que en la mayoría de los casos, los suicidas tienden a aislarse de la sociedad y en repetidas ocasiones dan señales a sus familiares como salir a relucir en pláticas que será mejor estar muerto o que sus familiares estarían mejor sin él.

Si se detecta a tiempo y se entabla una plática o se orienta a estas personas con los especialistas, se puede evitar la desgracia en la familia.