Aumenta 330% tomas clandestinas en 3 años

Los archivos de la paraestatal especifican que en el 2010 se registraba una toma cada 7.4 días en promedio y en el 2013 se halló una cada 1.7 días en territorio poblano.

Puebla

Las tomas clandestinas crecieron 330.6% en los últimos tres años en el estado de Puebla, Petróleos Mexicanos (Pemex) informa que en el 2010 fueron encontradas 49 y en el 2011 un total de 211.

Los archivos de la paraestatal especifican que en el 2010 se registraba una toma cada 7.4 días en promedio y en el 2013 se halló una cada 1.7 días en territorio poblano.

En el periodo 2010-2013 se encontraron 443 tomas sobre la red de hidrocarburos que atraviesa por la entidad. La mayoría de los casos fueron denunciados a la Procuraduría General de la República (PGR).

La Dirección Corporativa de Administración y la Gerencia de Servicios de Seguridad Física de Pemex reporta que Puebla cerró el 2013 en la quinta posición nacional con más tomas clandestinas. Eso a diferencia que en el 2010 y 2011 ocupó el sexto lugar y en el 2012 la novena posición.

La lista de Petróleos Mexicanos en el 2013 detalla que en Tamaulipas se encontraron 545, en Veracruz 251, en Jalisco y Sinaloa con 227, Puebla 211, Estado de México 197, Guanajuato 166, Nuevo León 137, Tabasco, 118, Hidalgo, 112.

La paraestatal detectó el año anterior 2 mil 614 tomas clandestinas en 37 mil 651 kilómetros en su sistema de abasto de todo el país.

El estado de Veracruz encabezó el año 2010 con más tomas clandestinas, con un total de 143. En 2011 fue Sinaloa con 281 y en el 2012 fue Veracruz con 202.
Pemex además dio a conocer que en el 2010 fueron 20 estados donde se hallaron tomas, el mismo número en 2011 y 22 en el 2012.

En el 2010 siete de cada 100 tomas halladas en el país se localizaron en Puebla, en el 2011 cinco de cada 100 y en el 2012 seis de cada 100.

En un comunicado, Pemex informó que continúa ejecutando su Estrategia Integral de Abatimiento del Mercado Ilícito.

"Por lo que toca a la extracción ilícita de combustibles en los sistemas de ductos, Pemex, continúa fortaleciendo la vigilancia de los derechos de vía, con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Marina y la Policía Federal", señaló.

Asimismo, indicó que en todos los casos, personal técnico especializado de la paraestatal ejecutó los trabajos necesarios para eliminar los artefactos utilizados para la sustracción ilícita de combustibles y rehabilitar los ductos afectados. En tanto que el área jurídica de Pemex tomó conocimiento de los hechos y realizó la denuncia respectiva ante el Ministerio Público Federal (MPF), para iniciar las averiguaciones correspondientes.

De acuerdo a archivos periodísticos, los municipios con más tomas clandestinas registradas durante el 2012 fueron los municipios de San Martín Texmelucan, Coronango, Cuautlancingo, San Pedro, San Andrés Cholula, Xoxtla y Xalmimilulco, Palmar de Bravo, Acatzingo, Tlaltenango y Esperanza.

En 13 años se derrama 1.1 millón de litros de petróleo

En derrames y fugas, Petróleos Mexicanos registró pérdidas por 6 mil 871 barriles de petróleo en el estado de Puebla en los últimos 13 años, equivalente a 606 mil 985 dólares (el precio establecido por barril para su exportación es de 85 dólares, de acuerdo a la Ley de Ingresos 2014 en México).

Reportes de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) describen que en el periodo 2000-2013, Petróleos Mexicanos perdió 1 millón 92 mil 627.9 litros de petróleo en el estado de Puebla.

En estadísticas difundidas en el estudio “Reporte de Derrames de Petróleo Crudo 2000-2013”, la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) señalan que en esos 13 años Pemex ocupó el cuarto lugar nacional en cuanto a derrames y fugas de petróleo.

En el estudio, la Comisión Nacional de Hidrocarburos dio a conocer que en derrames y fugas, Pemex perdió 14 millones 765 mil 243 litros.

En el país son siete estados con derrames. De la cifra reportada entre el 2000 y el 2013 el 40.1 por ciento fue en Tabasco, el 32 por ciento en Veracruz, el 18.4 por ciento en Chiapas, el 7.4 por ciento en Puebla, el 1.3 por ciento en Campeche, el 0.6 por ciento en Tamaulipas y el 0.1 por ciento en Nuevo León.

En valores reales, en Tabasco se derramaron un total de 5 millones 920 mil 862.4 litros de petróleo en esos 13 años, 4 millones 724 mil 877.7 litros en Veracruz, 2 millones 716 mil 804.7 litros en Chiapas, 1 millón 92 mil 627.9 litros en Puebla, 191 mil 948.1 litros en Campeche, 88 mil 591.4 litros en Tamaulipas y 14 mil 765.2 litros en Nuevo León.

La CNH señala que el 2013 fue uno de los años con menos quebranto en Puebla. Sin embargo, en el transcurso del año anterior se fugaron y derramaron 28 mil 293 litros, el equivalente a 184 barriles.

Las dependencias especificaron que los reportes sobre derrames son reportes proporcionados por el área de Exploración y Producción de Petróleos Mexicanos.

El año con más afectaciones en Puebla fue el 2010, seguido de 2011, 2012, 2009, 2008, 2013, del periodo 2000-2006; y solo en el 2007 no se reportaron fugas de hidrocarburos en la entidad.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos también reportó que en ese periodo, siete entidades reportaron fugas por un total de 6 millones 289 mil 384 metros cúbicos de gas (el equivalente a 232 mil 942 cilindros de gas) pero de esa lista Puebla tiene cero. El 99.1 por ciento de las fugas fueron en Chiapas.

Según archivos periodísticos, el 25 de enero de 2012 se registró uno de los mayores derrames de petróleo en ese año en el estado de Puebla.

Fue en Villa Lázaro Cárdenas, en el municipio de Venustiano Carranza que causó daños a 4 mil 500 metros cuadrados de vegetación y 7 mil metros al arroyo San Diego, según un reporte de la Profepa.

Vecinos de la zona atribuyeron el derrame de hidrocarburo a errores del personal de Pemex, afectando el arroyo San Diego de la localidad, matando patos silvestres y otras especies.

Según dijeron fueron empleados de una empresa estadounidense contratada por la paraestatal quienes dejaron abierta la válvula que se encuentra muy cerca de la comunidad de San Diego.

Detectan 49 puntos de robo a Pemex en lo que va de 2014

En lo que va de 2014 continúa la proliferación de tomas clandestinas, la más reciente fue reportada el pasado 10 de abril en San Pablo Xochimehuacan (al norte del municipio de Puebla), a un costado de las instalaciones de la Policía Auxiliar, la manguera llegaba hasta el muro de la empresa Garza Gas.

Petróleos Mexicanos informó que en los meses de enero y febrero de este año se contabilizaron 49 tomas, es decir, un promedio de una cada 1.2 días en el estado de Puebla.

En la del pasado 10 de abril, la Procuraduría General de la República abrió una investigación por el presunto involucramiento de la empresa Garza Gas.

El ducto fue perforado y conectado con una manguera de 2 pulgadas que estaba cortada a un costado del muro de la empresa.

Para evadir la vía del tren quienes hicieron la toma clandestina, para la extracción ilegal de gas, pasaron por debajo para salir hasta un costado de la compañía.

El día de los hechos, el director de Protección Civil municipal, Gustavo Ariza Salvatori, explicó que los trabajos para la reparación del ducto tardaron aproximadamente cuatro días.

El pasado primero de abril, los alcaldes de Tepeaca y Tecamachalco, David Huerta Ruiz e Inés Saturnino López Ponce, respectivamente, informaron que en el primer mes y medio de su gestión se encontraron 10 tomas de clandestinas de Pemex, cinco en cada municipio.

Es por ello que los presidentes municipales hicieron un llamado a las autoridades de la paraestatal, al Ejército Mexicano y a la Policía Federal para incrementar los rondines en las zonas, pues indicaron que hasta el momento no se han tenido detenidos por las “ordeñas”.

El presidente de Tepeaca, David Huerta Ruiz calificó como burdo, que se localiza una toma y más se tardan en cerrarla, cuando ya abren otra.

El alcalde urgió a la paraestatal reforzar las medidas de seguridad y así evitar más tomas clandestinas en los ductos. “Hacemos un exhorto, e incluso lo hemos hecho directamente a la paraestatal para implementar medidas que inhiban este tipo de robo a Pemex, porque hemos encontrado varias tomas clandestinas, se nos hace burdo que sea localizada una toma y más se tardan en taparla cuando ya abren otra”.

Por su parte, el alcalde de Tecamachalco, Inés Saturnino López Ponce, consideró que los propios trabajadores o extrabajadores de Petróleos Mexicanos son los que realizan los robos a ductos porque saben dónde están las tuberías.

“Los delincuentes me parece que son los mismos de la dependencia porque saben en qué tubería viene petróleo y en cual la gasolina, conocen lo técnico”, dijo.