Atracan joyería en Silao y escapan en moto

Los tres delincuentes ingresaron al negocio ubicado en la Zona Centro y se apoderaron de mercancía para salir sin ser detenidos.
En un negocio de la esquina de 16 de septiembre e Hidalgo, en Silao, se registró el asalto a la joyería.
En un negocio de la esquina de 16 de septiembre e Hidalgo, en Silao, se registró el asalto a la joyería. (Internet)

Silao, Gto.

Tres hombres que tripulaban una motocicleta entraron a una joyería de Silao y la asaltaron. No hubo detenidos y hasta el momento no han dado a conocer de cuanto fue la pérdida.


Fue a las 11:20 de la mañana de este miércoles que autoridades en Silao recibieron el reporte vía telefónica de que tres hombres abordo de una motocicleta se introdujeron para robar en el interior de la joyería llamada “Monarca”.


El negocio de joyas está ubicado en la calle Hidalgo esquina con 16 de Septiembre.


Policías se entrevistaron con la afectada de 35 años de edad, quien les explicó que dos personas uno de playera blanca y el otro de sudadera azul abordo de una motocicleta de color negra entraron y realizaron destrozos en las vitrinas para llevarse joyas.


Los ladrones huyeron hacia la calle 16 de Septiembre por lo que policías preventivos realizaron un operativo para dar con los responsables sin detenerlos.

SENTENCIAS POR HOMICIDIO
En León, las autoridades detallaron sobre dos sentencias condenatorias de homicidas, en dos hechos distintos.


Se informó que la PGJE obtuvo sentencia condenatoria para José Moisés Becerra Sánchez “El Moi”, de 24 años, Juan Ramón Jarquin Castillo “El Cuchillo”, de 39, y Joel Hurtado Sánchez “El Gordo”, de 38; responsables del delito de homicidio, en dos hechos diferentes.


El primer hecho ocurrió el 8 de diciembre del 2012 en San Jerónimo II, cuando José Moisés Becerra lesionó con disparos de arma de fuego a Jorge Soto García. Jorge falleció en el hospital.


A Becerra Sánchez se le impuso una pena de 16 años de prisión.


En otro caso, el 14 de mayo del 2012, Juan Ramón Jarquin y Joel Hurtado en una camioneta circulaban por fraccionamiento Hidalgo, cuando en la calle Corralejo dispararon y mataron a Ricardo Matehuala Rangel.


Por éste homicidio los responsables fueron sentenciados a 14 años de prisión.