Campa: armas del Ejército no causaron heridas en Aquila

El subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación explicó que el procurador de Michoacán le informó desde ayer que los cinco pobladores fueron lesionados con esquirlas.
Ayer fuerzas federales y locales detuvieron al líder de las autodefensas, Cemeí Vardía Zepeda, acusado por posesión de armas de uso exclusivo del ejército.
El domingo pasado pobladores de Ostula y militares tuvieron una riña en la que murió un niño de 12 años presuntamente por el impacto de una esquirla de bala. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Las heridas con arma de fuego causadas a cinco pobladores de Aquila, Michoacán, entre ellos un niño de 12 años que murió, no fueron causadas por armas del Ejército, aseguró el subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa Cifrián.

"Los elementos con los que se cuenta el día de hoy no vinculan a las armas del Ejército con lo que sucedió, pero insisto, las investigaciones están en curso", afirmó el funcionario al término del lanzamiento de la convocatoria para la consulta en línea para elaborar el proyecto de ley de personas no localizadas y desaparición forzada.

Campa Cifrián reiteró que el procurador de Michoacán le informó desde ayer "que en todos los casos las heridas están vinculadas con esquirlas, lo cual le da una connotación, características especiales" a los hechos.

Destacó que las autoridades militares de la región, incluido el mando especial a cargo del general Felipe Gurrola, tienen toda la disposición para que avancen las investigaciones sobre el ataque.

Incluso informó que hoy habrá una reunión con pobladores de Aquila, donde hay un viejo conflicto comunitario que originó que se dictaron medidas especiales en dicho municipio indígena michoacano.

Sobre personas desaparecidas, Roberto Campa admitió que es el tema de derechos humanos donde la sociedad ha tenido el mayor sufrimiento.

Sin hablar del número de personas reportadas como desaparecidas en México, el subsecretario afirmó el tema no es exclusivo de México porque en Estados Unidos el registro lo lleva el Buró Federal de Inteligencia (FBI) tiene a 86 mil personas reportadas como no localizadas, atacar el fenómeno del origen que tiene que ver con el fenómeno de violencia.

Campa Cifrián dijo que no se discutió con el grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la renovación de sus funciones para coadyuvar en la investigación sobre la desaparición de 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, cuyo mandato vence en agosto.

Reiteró que en los próximos días responderá a la petición de dichos expertos para entrevistar a los integrantes del batallón 27 del Ejército asentado en Iguala, Guerrero, sobre los hechos del 26 y 27 de septiembre del año pasado.