Asume PF control de Seguridad Pública en Chilpancingo

Separaron de sus cargos a los responsables de la Policía Preventiva y Tránsito local.

Chilpancingo

Desde las 12:40 horas, 800 elementos de seguridad; entre Policía Federal (PF) y del Estado asumieron el control de Chilpancingo, ciudad que se dividió en 40 cuadrantes para garantizar resultados en materia de prevención del delito y combate al crimen organizado.

Derivado del arranque de dichos trabajos, los mandos de la Subsecretaría de Tránsito y Vialidad (STV), así como de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) fueron separados de sus cargos, en tanto que para este lunes los 165 policías preventivos de la localidad quedarán concentrados en su cuartel general; listos para iniciar un proceso de evaluación y depuración.

Las unidades blindadas, camionetas artilladas y motocicletas del estado y la federación, pasaron lista en la plaza central Primer Congreso de Anáhuac.

Ahí estuvieron el comisionado de la PF Enrique Francisco Galindo Ceballos, el alcalde Mario Moreno Arcos y el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) Leonardo Vázquez Pérez, quienes dieron el banderazo de salida a las unidades que se desplazarán en adelante por los cinco barrios tradicionales y las más de 300 colonias populares de la ciudad.

De momento, no se contempla la posibilidad de que ingresen a los ocho pueblos del Valle, en donde desde el 24 de enero opera la autodefensa impulsada por la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

En el evento se dio a conocer la separación de sus cargos del teniente coronel Roberto Bello, quien estaba al frente de Seguridad Pública Municipal, además del responsable de Tránsito Juan Carlos Robledo Saldaña.

Las fuerzas federales y del Estado quedaron bajo las órdenes del inspector Urbano Palacio García; el Seguridad Pública Municipal quedó Lorenzo Benítez y en Tránsito  Germán Martínez Alvarez, en tanto que como jefa de logística y Control Administrativo en la Policía Preventiva quedó la inspectora Martha Isela Vázquez Adame.

El primer edil, Mario Moreno sostuvo que los derechos laborales del personal desplazado están a salvo, incluso de los 55 que ya fueron relegados en el mes de octubre.

Los que pasen todos los procesos de certificación se incorporarán paulatinamente a los trabajos de vigilancia, asumiendo los espacios ya controlados por la PF y FE de Guerrero.

No se tiene fecha para el reporte de los resultados obtenidos en la operación conjunta, pero se indicó que la atención abarcará desde las faltas administrativas hasta los casos de delincuencia organizada, como secuestros y narcotráfico.

El operativo involucra también la coordinación con la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y la Procuraduría General de la República (PGR), para canalizar a los detenidos cuando eso suceda.

 

No van contra autodefensas

 

Respecto a la autodefensa de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) que opera en la zona del Valle, el comisionado señaló que se realiza una revisión y diagnóstico respecto de las causas por las que tomaron dicha ruta.

Recordó que en la Costa Chica opera la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), a la que desde hace más de 15 años se le conoce en el ámbito nacional.

Comentó que muchas de las banderas de las autodefensas son de tipo social y no policial, por lo que debe llevarse la información adecuada para que se tomen las decisiones adecuadas en otro nivel de gobierno.

Aunque sostuvo que la capital de Guerrero no vive un momento grave, sí era necesario intervenir para generar el espacio encaminado a que la preventiva municipal se capacite.

Y reconoció que los movimientos de autodefensa que existen en Guerrero son muy distintos a los del vecino estado de Michoacán, de tal manera que no se les dará el mismo trato.

 

Semanas de trabajo silencioso

 

En cuanto a los trabajos relacionados con el fenómeno de la delincuencia organizada, se indicó que la PF lleva ya varias semanas de investigación en la ciudad, pero todavía no se tiene un periodo de tiempo establecido para aportar los resultados que la población reclama.

Agregó que los casos de secuestro denunciados en la ciudad ya se retomaron, se intercambió información con la PGJE y se sabe que tipo de grupos operan en la demarcación.

La SSP tiene un banco de información que se cruza entre los dos niveles de gobierno, para evitar la duplicidad y trabajar con mayor certeza, lo que en su momento evitará dar golpes en falso.