Asociación en Ciudad Juárez denuncia amenazas

Integrantes de "Nuestras Hijas de Regreso a Casa" informaron que han tenido que abandonar la ciudad debido a la falta de protección por parte de las autoridades municipales.

Ciudad de México

La asociación Nuestras Hijas de Regreso a Casa, que lucha por combatir los feminicidios en Ciudad Juárez, Chihuahua informó que integrantes de la organización han sufrido recientes amenazas y han tenido que abandonar la ciudad debido a la "reducción de medidas cautelares" y falta de protección por parte de las autoridades municipales.

Las hermanas Malú y Lilia García, representantes del movimiento, aseguraron que todo comenzó cuando en julio de este año ellas junto con un grupo de madres de mujeres asesinadas y desaparecidas en la entidad realizaron un plantón a las afueras de la Secretaría de Gobernación.

Lo anterior, a pesar de que en marzo del año pasado la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos decretó la ampliación de medidas cautelares a favor de su madre Norma Esther Andrade, sus sobrinos Jade García Andrade, Kaleb García Andrade y sus hijos Sarahí Bustos Andrade y Brayan Bustos Andrade.

"A partir de ese suceso las amenazas se intensificaron y la respuesta del Gobierno ha sido ordenar que se nos retire la seguridad bajo el argumento de que no es necesaria esta medida a pesar de la acción urgente que emitió Amnistía Internacional donde se solicita al Estado Mexicano garantice la seguridad de nosotras y nuestra familia", dijo Malú.

Malú García, quien a partir del asesinato de su hermana Lilia Alejandra García Andrade, en 2001, recibió una llamada telefónica, el l 17 de octubre pasado donde una persona le amenazó con secuestrar a sus hijos; en esta misma llamada le describían el lugar y la vestimenta que llevaban puesta haciendo mención de la facilidad con la que podrían secuestrarlos y asesinarlos.

En conferencia indicó que después de las continuas amenazas, "gradualmente" le han ido retirando medidas cautelares que le habían otorgado las autoridades federales por mandato dela Corte Interamericana de Derechos Humanos.