Murió en el hospital joven baleado el viernes

Lorenzo Hernández Ramos de 29 años de edad, conocido como el "billetes", había recibido 6 impactos cuando 2 sujetos entraron a su hogar por la fuerza. Falleció este domingo a las 12:30 horas.
Lorenzo Hernández Ramos de 29 años de edad falleció en el Hospital Universitario.
Lorenzo Hernández Ramos de 29 años de edad falleció en el Hospital Universitario. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Lorenzo Hernández Ramos, de 29 años de edad, conocido como el "billetes", fue baleado en varias ocasiones la mañana del día viernes, finalmente perdió a vida el día de ayer al no lograr superar las lesiones provocadas en región abdominal y espalda.

Personal de la Agencia Investigadora del Ministerio Público, del área de Homicidios dieron a conocer que el deceso se registró hoy a las 12:30 horas en el Hospital Universitario.

Por lo que dieron fe y ordenaron el traslado del cuerpo a la morgue para la necropsia de rigor y en espera de que familiares realicen las diligencias correspondientes para la entrega del cuerpo.

Las fuertes detonaciones que se dejaron escuchar en el sector habitacional causaron alarma entre vecinos, principalmente entre los docentes y niños del kinder Josefa Ortíz de Domínguez.

El día viernes a las 09:30 horas, el afectado se encontraba en su domicilio ubicado en calle Pino Suárez, número 982, de la colonia Francisco I. Madero, lugar hasta donde llegaron 2 individuos que tocaron a la puerta principal y apenas abrió la señora, irrumpieron los desconocidos hasta encontrar a su víctima a la que le dispararon en varias ocasiones para luego huir presuntamente a bordo de una motocicleta.

Hernández Ramos, fue recogido por paramédicos de la Cruz Roja, que en todo momento intentaron controlar la fuerte hemorragia hasta estabilizarlo e internarlo en el hospital en donde permanecía custodiado por efectivos policiacos.

Al lugar llegaron agentes del Grupo de Armas y Tácticas Especiales, Policía Estatal y de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, que tomaron conocimiento del hecho e informes de los presuntos responsables que se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

Las fuertes detonaciones que se dejaron escuchar en el sector habitacional causaron alarma entre vecinos, principalmente entre los docentes y niños del kinder Josefa Ortíz de Domínguez, que se encuentra a corta distancia del lugar, por lo que tuvieron que resguardarlos hasta que todo se tranquilizó y notaron la presencia policiaca.