Asesinan a funcionario del GDF en la Del Valle

José Ramón Fontanet era subdirector de Catastro de la Secretaría de Finanzas, a quien dos sujetos le cerraron el paso y le dispararon 13 veces.

México

Rodolfo Ríos Garza, procurador de Justicia capitalino, confirmó que el automovilista asesinado a balazos en la colonia Del Valle es José Ramón Fontanet Rendón, subdirector de Levantamientos de Catastro de la Secretaría de Finanzas del DF.

Los hechos ocurrieron ayer en la calle de Patricio Sanz, casi al cruce con el Eje 8 Sur, en la delegación Benito Juárez, cuando la víctima se dirigía a sus oficinas en la colonia Doctores.

Según testigos, el servidor público conducía una camioneta Renault negra, cuando un par de sujetos le cerró el paso.

Fontanet Rendón bajó de su vehículo y segundos después lo acribillaron. Ya en el piso fue “rematado” con disparos en la cabeza.

Ríos Garza señaló: “Era empleado de la Secretaría de Finanzas del Distrito Federal. Se desempeñaba como subdirector de Levantamientos en el área de Catastro. Incluso el secretario de Finanzas confirmó que el hoy occiso trabajaba en esa dependencia”.

Manifestó que una muestra de que fue un ataque directo son los 13 casquillos percutidos, calibre 9 milímetros, que los peritos encontraron en el lugar.

“Evidentemente uno de los móviles o líneas de investigación que tendrá la procuraduría es la actividad que desempeñaba (Fontanet Rendón), a ver si era motivo por el cual se llevó a cabo este crimen, que fue un ataque directo”, explicó.

Agregó que “las primeras declaraciones que tenemos es que dos personas que iban en otro vehículo le impiden la circulación a la camioneta en la que viajaba el hoy occiso, se bajan empuñando armas de fuego; cuando accionan las armas le disparan tanto en la cabeza como en la espalda”.

El área que coordinaba Fontanet Rendón ha sido sujeta en el último año a varias denuncias penales derivadas de actos de corrupción, pues presuntamente los empleados piden dinero a los usuarios a cambio de disminuir el monto del catastro de sus viviendas y así pagar menos impuestos.

“Todo se investigará, las actividades que él desempeñaba derivado del cargo que tenía y lo que tenía a su cargo, es decir, a los topógrafos”, adelantó el procurador.

Entre las diligencias que ya realizan los peritos figura el análisis de las imágenes de las cámaras de videovigilancia instaladas desde la zona donde está el domicilio de la víctima hasta la colonia donde fue ultimado, a fin de establecer las características del vehículo que utilizaron los homicidas.

También serán llamados a declarar ante el Ministerio Público los familiares de Fontanet Rendón, los empleados que estaban bajo sus órdenes y en breve las autoridades judiciales harán una inspección a las oficinas que tenía asignadas.

“Todavía no se han recibido este tipo de comentarios (que confirmen amenazas de muerte). Insisto, estamos iniciando muchas de las declaraciones para esclarecer tanto el móvil, el porqué fue y, por supuesto, detener a los probables responsables”, puntualizó.

HIJO DE EX SUBPROCURADOR

En Morelos, autoridades de la fiscalía estatal informaron que Alejandro Josúe Hernández, de 17 años, fue asesinado de dos tiros por su abuelo Adelaido Estrada.

El joven era hijo de Alejandro Hernández Arjona, ex subprocurador del estado, quien actualmente se desempeñaba como encargado del juzgado en el municipio de Jiutepec.

De acuerdo con las primeras investigaciones, alrededor de las 22 horas del miércoles, Alejandro discutía con su abuelo Adelaido en su casa, ubicada en la calle Francisco Montejo, del fraccionamiento San José, de Jiutepec.

El señor de 65 años sacó una pistola, apuntó al rostro del joven y le disparó. Los familiares escucharon el tiro, vieron al menor de edad tirado en el piso y pidieron el apoyo de una ambulancia.

Los paramédicos se dieron cuenta que Alejandro ya estaba muerto, por lo que dieron aviso a la policía.

Adelaido huyó y hasta el cierre de esta edición no se informó si ya había pistas sobre su paradero.

En Acapulco, elementos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO) realizaron un operativo en el ejido Llano Largo, en donde encontraron los restos de dos cuerpos en un par de fosas clandestinas.

Se informó que las labores del personal federal, con apoyo de agentes del Grupo Operativo Especial, comenzaron alrededor del mediodía y fue dos horas después cuando hallaron los cadáveres.

Las fosas fueron ubicadas a unos 300 metros del río de La Sabana, cerca del centro comercial Plaza Sendero, donde elementos de la Policía Federal Ministerial, elementos del Ejército y de la Marina tendieron un cerco.

Las autoridades continúan las excavaciones y no descartan hallar más cuerpos.

En la autopista México-Pirámides, un presunto asaltante murió al ser atropellado cuando al parecer huía luego de cometer un robo.

Mientras, en Chihuahua autoridades reportaron cuatro asesinatos ligados al crimen organizado, dos de los cuales tuvieron lugar en la capital.

Agentes de la Policía Ministerial Estatal localizaron el cadáver de un hombre en la cajuela de un auto abandonado en las calle Vicente Güereca de Chihuahua.

Los otros muertos fueron reportados en Ciudad Juárez y Guadalupe y Calvo. (Con información de: David Monroy, Javier Trujillo y Juan José García)

RETIENEN A FISCAL Y POLICÍAS

Un fiscal, un policía de tránsito y tres elementos de la Agencia Estatal de Investigación fueron retenidos por pobladores de la comunidad indígena Malpica, del municipio de Putla de Guerrero, por intentar realizar una diligencia judicial.

Los elementos iban en sus automóviles, pero un agente municipal junto con otros 10 sujetos armados pusieron una cadena en el camino, acorralaron a los policías y los obligaron a descender de los vehículos.

Los sometieron y desarmaron para después trasladarlos a pie hasta un edificio en el centro de la comunidad, donde hasta el cierre de esta edición los tenían encerrados.

Al lugar se trasladó el subprocurador Regional Mixteca, Víctor Fernando Ruiz Méndez, para buscar la liberación de los elementos. Comentó que la autoridad municipal comete un delito grave, por lo que pueden fincarse responsabilidades legales. (Óscar Rodríguez/Oaxaca)