Investiga CNDH asesinato de estadunidenses en Matamoros

Personal de ese organismo llegó este lunes al poblado de Control para entrevistarse con Pedro Alvarado, padre de tres jóvenes norteamericanos que fueron hallados sin vida la semana pasada.

Matamoros

Funcionarios de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) llegaron a Matamoros para entrevistarse con Pedro Alvarado, padre de los tres jóvenes norteamericanos que fueron hallados sin vida la semana pasada.

De acuerdo con el delegado regional de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Tamaulipas con sede en Matamoros, José Javier Saldaña, este lunes llegaron los funcionarios al poblado de Control.

El funcionario estatal dijo que los padres de los jóvenes denunciaron una serie de irregularidades, incluso cuando fueron a solicitar informes sobre sus hijos con los comandos del Grupo Hércules.

Esa denuncia fue turnada a la CNDH, quien ya recabar información sobre el caso; sin embargo, se desconoce si emitirán algún reporte de manea local o lo harán desde sus oficinas en la Ciudad de México.

En su momento, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas confirmó que los cadáveres estaban quemados, con impactos de arma de fuego en los cráneos y en avanzado estado de putrefacción.

Ericka, de 26 años; Alejandro, de 22; y José Ángel Alvarado Rivera, de 21 años, son los tres hermanos que fueron levantados de acuerdo con testigos en un restaurante en la Curva Texas abajo de un puente que comunica con el puente internacional Los Indios.

El cuerpo de la cuarta víctima fue identificado por su madre adoptiva Martha Hernández, como José Guadalupe Castañeda Benítez, de 32 años, residente del poblado El Empalme, quien era el novio de Ericka.