Asesinan a hijo de líder de taxistas en Cruz Grande, Guerrero

En otro hecho aislado se registró un muerto y dos heridos por disparo de arma de fuego en Acapulco. 

Acapulco

Un muerto y dos heridos por disparo de arma de fuego, es el saldo que ha dejado la violencia en el puerto de Acapulco, las primeras horas de este sábado, mientras que en el municipio de Cruz Grande fue asesinado el hijo de un líder de taxistas de esta región.

Durante la mañana, al filo de las 08:27 horas, este fin de semana en dos de las colonias del puerto de Acapulco hombres armados atacaron primero un joven entre las calles Costa Azul y Circuito Interior en la colonia Ciudad Renacimiento, y lo privaron de la vida a golpes en diferentes partes.

Tres horas más tarde al interior de la colonia Moctezuma, el Servicio de Emergencia del 066 alertó sobre detonaciones en esa zona, por lo que fueron desplazados al lugar agentes de seguridad pública, pero solo encontraron rastros de sangre y testigos dijeron que se habían llevado a dos personas heridas.

Antes por la noche, en el municipio de Cruz Grande, en la región de la Costa Chica del estado de Guerrero, encontraron el cuerpo de un taxista, identificado como Bonfilio Lucero Orozco de 21 años de edad, hijo del dirigente del transporte liviano Bonfilio Lucero Palma.

Se informó que tanto la víctima como su padre el líder de transportistas de la ruta Ayutla de los Libres-Cruz Grande, son de la comunidad de La Unión, en el municipio amuzgo de Ayutla.

El cadáver del hijo del líder transportista quedó sobre la avenida principal de la colonia Amado Nervo, en la cabecera municipal de Florencio Villareal, en Cruz Grande, con cuatro disparos, tres en el tórax y uno en la cabeza.

Los primeros informes ministeriales revelan que el hallazgo se registró alrededor de las 19:00 horas.

El cuerpo de Bonfilio Lucero Orozco, estaba en el interior del taxi colectivo que cubría la ruta Ayutla de los Libres-Cruz Grande, el cual había sido abandonado a un costado de la avenida en la colonia Amado Nervo.

De acuerdo con los primeros reportes del personal de la Procuraduría General de Justicia de Guerrero, señalan que el cuerpo presentaba cuatro impactos de bala, tres en el tórax y uno en la cabeza, en el lugar de localizaron cuatro casquillos percutidos de una pistola calibre nueve milímetros.

El cuerpo fue llevado a una funeraria habilitada como Servicio Médico Forense (Semefo) donde se le realizará la necropsia de ley.