Asesinan a policía que trató de impedir robo

Los homicidas huyeron en un automotor al cual le prendieron fuego posteriormente y abandonaron en la carretera a Chapala.
El oficial estaba a un mes de pensionarse.
El oficial estaba a un mes de pensionarse. (Jorge Martínez)

Guadalajara

El cadáver de un elemento de la Policía de Tlajomulco quedó tendido a unos metros de la puerta principal de la iglesia del poblado de La Calera, luego de que fue asesinado a balazos por al menos dos sujetos que se robaron el dinero que sería repartido entre los beneficiarios del programa Prospera.

Cerca de 300 personas, que estaban formadas en la explanada de la plaza principal para recibir el beneficio económico, fueron testigos del hecho el cual ocurrió en la explanada situada en la calle Álvaro Obregón, a un costado del panteón y frente al templo.

Alrededor de las 10:15 de la mañana, dos sujetos, uno que se hizo pasar por vendedor de bolis y otro que al parecer fingía cojear de una pierna, se le abalanzaron al elemento de seguridad al cual despojaron de su arma de cargo, pero además le dispararon en repetidas ocasiones hasta privarlo de la vida.

Luego de la agresión, los sujetos se llevaron el dinero en efectivo y abordaron un vehículo Grand Marquis, de color blanco, en donde había al menos otros tres sujetos más, varios de ellos portando armas de fuego de grueso calibre.

Testigos señalan que los presuntos delincuentes escaparon con rumbo a la carretera Chapala, minutos después el automotor fue encontrado calcinado en la carretera Santa Rosa-La Barca, testigos aseguran que luego de prenderle fuego al vehículo se subieron a una camioneta negra.

Adán Domínguez León, director de la policía de Tlajomulco, aseguró desconocer el botín que se llevaron los asaltantes.

“No tenemos cuantificado porque nosotros no tenemos acceso a las cantidades, solamente los que reparten el dinero saben lo que manejan”.

El uniformado caído fue identificado como Rogelio Gembe Estrada, quien estaba a un mes de pensionarse.

Junto al cadáver se localizaron 7 casquillos calibre 9 milímetros.

31  asesinados

20 de marzo. Cinco elementos de la Gendarmería perdieron la vida en un enfrentamiento en Ocotlán

7 de abril. 15 policías de la Fuerza Única Regional perdieron la vida en San Sebastián del Oeste así como el director de la policía de Zacoalco de Torres

1 de mayo. Ocho militares y un policía federal murieron al igual que un agente de la Policía Investigadora, todo esto durante los narcobloqueos en la entidad

22 de junio. Felipe López Prudencio, policía de Guadalajara, fue acribillado cuando viajaba a bordo de su bicicleta